Uno de los dirigentes del triunvirato de la Confederación General del Trabajo (CGT), Carlos Acuña, alertó hoy que desde la central obrera de Argentina no van “a permitir una reforma laboral” como especula que podría plantear el gobierno de Mauricio Macri.

En este sentido, el secretario general del gremio de trabajadores de estaciones de servicio reclamó “respuestas claras” a los pedidos de la central sindical y sobre una eventual reforma laboral que impulsaría el oficialismo después de los comicios legislativos.

“Siempre hay margen para todo. La función de la CGT es buscar el equilibrio y nosotros queremos trabajar, no queremos parar. También necesita el Gobierno sus tiempos pero el tiempo ya lo han tenido y es hora de que empiecen a dar respuestas concretas”, mantuvo Acuña.

El también diputado bonaerense por el massismo anticipó que pedirán una reapertura de las negociaciones paritarias en las que pedirán un “8%” de incremento salarial.

“Queremos que haya respuesta a favor de los trabajadores y no en desmedro de nadie. La CGT tiene la responsabilidad de eso, que a través del diálogo se den respuestas positivas”, manifestó el gremialista en diálogo con radio El Mundo.

Además, en relación a una reforma laboral similar a la de Brasil, el sindicalista dijo: “La quieren toda para ellos, más plata para ellos, menos inversión, más esclavitud para los trabajadores. ¿Qué significa una reforma laboral? Que sean claros”.

Dejar una respuesta