El gobierno nacional anunció este miércoles que realizará una evaluación integral de los estudiantes del último año de las carreras de formación docente públicas y privadas, y admitió la existencia de una “desigualdad” educativa en el país que requiere “cambios”.

El “Operativo Enseñar 2017”, que se llevará a cabo el 31 de octubre, fue presentado en rueda de prensa en la Casa Rosada por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro.

Los funcionarios nacionales sostuvieron que la primera evaluación diagnóstica de carácter nacional de estudiantes del último año de las carreras de formación docente tendrá como objetivo determinar la aplicación del sistema curricular y la posibilidad de definir “cambios”.

Peña calificó como “reaccionarios” a quienes se oponen “al cambio” que impulsa el gobierno en el sistema educativo y que se debate en el marco del Consejo Federal con los ministros del área de todas las provincias.

En tanto, Finocchiaro defendió la reforma educativa que impulsa el gobierno porteño, confirmó que no se abrirá el debate a los estudiantes secundarios del distrito capitalino y fustigó las tomas de escuelas como método de protesta.

“La toma de colegios está mal porque básicamente no es apelando a ese tipo de violencia simbólica y efectiva, impidiendo el derecho de los demás, como se debe protestar. Nadie más que nosotros y el presidente (Mauricio) Macri ha dialogado y esta reforma se va a debatir con toda la comunidad”, afirmó.

Finocchiaro ratificó que se dejará afuera de la discusión a los estudiantes, al advertir que “el sistema educativo es una relación asimétrica” donde “los alumnos no pueden definir qué estudiarán”.

Por su parte, Peña apuntó a quienes “son reaccionarios a los cambios en el sistema educativo nacional” y defendió la evaluación sobre los estudiantes y docentes, al señalar que “es imposible trazar una política pública sin una evaluación concreta en donde estamos parados”.

“Durante demasiado tiempo, la discusión de muchas políticas públicas en particular, de la educación, se basó más en una discusión simbólica que en una discusión sobre la realidad”, dijo, y agregó: “Es prioridad para el gobierno tener un piso de igualdad educativa”.

“Tenemos absoluta certeza, por lo que vemos en todo el país, que nuestra situación educativa de mínima, tiene un problema de desigualdad muy profundo”, reconoció Peña, al convocar a apoyar la evaluación docente en todas las provincias.

En ese marco, Peña dijo que “cualquier discusión es válida, pero lo que rechazamos es que hay que dejar atrás las actitudes reaccionarias y conservadoras del no cambio, porque eso termina perjudicando particularmente a quienes necesitan mayor ayuda del Estado”.

El operativo de evaluación, de carácter anónimo, se realizará el 31 de octubre entre las 17 y 18 entre los estudiantes de cuarto año de las carreras de formación docente de Primaria y de asignaturas del ciclo básico de la Educación Secundaria de institutos públicos y privados.

En la rueda de prensa, la secretaria de Evaluación Educativa, Elena Duro, precisó que directores y docentes del Instituto Superior de Formación Docente (ISFD) de todas las jurisdicciones del país colaborarán con la realización de la evaluación.

El objetivo del gobierno es realizar “un diagnóstico del sistema de formación docente en torno a capacidades específicas de estudiantes y los lineamientos curriculares nacionales”, indicó la funcionaria.

Dejar una respuesta