Según un informe publicado por la entidad de cooperativistas Coninago, la cosecha de yerba mate se redujo un 30% en lo que va del año, principalmente en Corrientes y Misiones, dos de las principales productoras de la infusión.

A raíz de esto, y más allá de los crudos números, los productores se encuentran muy preocupados. Los costos de producción, la baja del consumo y las intensas lluvias golpean fuerte contra el rubro yerbatero.

Desde el sector indicaron que “hubo casos más graves, donde no se pudo cosechar nada”. Además, advirtieron que “se presentan problemas de calidad debido a las lluvias” y se destacó que “el sabor, la intensidad y la duración del mate dependen del tiempo de estacionamiento y de la proporción de hoja, palo y polvo que contenga la yerba”.

El área de Economía de Coninagro recurrió a información del Instituto Nacional de Yerba Mate (INYM), entre otras fuentes, para concretar el reporte y así señaló que el área destinada al cultivo de yerba mate es de 165 mil hectáreas, ubicadas principalmente en las provincias de Misiones (85%) y Corrientes (15%). “La producción promedio de yerba en nuestro país es de 777 mil toneladas de hoja verde en los últimos 5 años, que resulta del volumen recién cosechado de la planta”.

El valor para este año, respecto del período analizado, “se mantiene relativamente estable”, con un crecimiento del +1%, sostuvo el análisis.

En esta actividad, se estima que el 76% de los productores poseen menos de 10 hectáreas, mientras que el 22% tienen entre 10 y 50 hectáreas y sólo el 2% cuentan con más de 50 hectáreas.

Mientras que en Misiones, el 85% de los productores poseen entre 1 y 15 hectáreas y en la mayoría de los casos la edad de los cultivares es mayor a 30 años, con rendimientos menores a 3.000 kilos por hectárea.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here