El fiscal federal Gerardo Pollicita solicitará en las próximas horas la declaración indagatoria de Cristina Fernández de Kirchner y Héctor Timerman, entre otros ex funcionarios, como sospechosos en la causa del “encubrimiento” de Irán en el atentado de la AMIA de 1994.

La solicitud del fiscal podría venir acompañada de un petitorio de “prohibición de salida del país”, además de “inhibición de los bienes imputados”, aunque se descarta la posibilidad de prisión preventiva.

Pollicita corregía en las últimas horas detalles de su requerimiento al juez federal Claudio Bonadio, quien en dos o tres semanas deberá decidir si lo acepta y lo anexa a una causa abierta por “traición a la patria”, que surgió por un audio en el que Timerman admite que la bomba en la mutual judía la “pusieron los iraníes”, revelado en un libro de investigación periodística sobre el caso Alberto Nisman.

El fiscal federal en cuestión, es el mismo que en marzo de 2015, a pocas semanas del fallecimiento de Nisman, hizo un primer pedido de indagatoria a la entonces presidenta, que fue rápidamente archivado por el juez federal Daniel Rafecas. Poco más de 2 años después, Pollicita confirmó que al menos 2 llamadas telefónicas del dirigente Luis D’Elía, se hicieron antes de la firma del pacto con Irán (enero de 2013) y desde la Casa de Gobierno.

El entonces fiscal de la causa, Alberto Nisman citó las llamadas de D’Elía en su denuncia original, aunque luego, su misteriosa muerte impidió que se las contextualizara con datos como estos, que demostrarían a priori que hubo unos “19 meses de negociaciones informales” previas al pacto, entre D’Elía y el líder de la la comunidad iraní en la Argentina, Jorge Yusuf Kalil, con el ex encargado de negociaciones de Irán en Buenos AiresMoshé Rabbani.

El otro eje de las nuevas pruebas reunidas por Pollicita tiene que ver con las alertas rojas de Interpol que la Justicia argentina pidió contra 5 iraníes, entre ellos Rabbani. Se trata del único elemento de presión que le queda a la Argentina para intentar que Irán acepte la indagatoria a sus ex funcionarios.

Casualmente, esta “acelerada” de la Justicia se da en pleno escenario electoral. Con el clima de campaña de cara a las elecciones de octubre la Justicia también hace su juego.

La bomba judicial fue anunciada por la periodista de Animales Sueltos, Romina Manguel, quien anticipó que la ex presidenta podría tener “la peor semana” en materia judicial. Ocurriría justo en la previa del comienzo de la campaña para las elecciones generales de octubre, previstas para el 22 de aquel mes.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here