Miguel Del Sel, Norberto Principato y Diego Barreto, intendente de Funes, fueron inhabilitados para presentarse como candidatos y ejercer cargos públicos por el plazo de seis meses. La medida la tomó el juez federal de Santa Fe, Reinaldo Rodríguez, quien consideró que el balance del PRO presentado en 2012 no detalla la procedencia ni el uso de los fondos de campaña.

En dicho balance, el “Midachi” firmó como presidente del partido y los otros como tesoreros.

Según consignó La Capital de Rosario, el magistrado alegó que la liquidación presentada no cuenta con “la acreditación del origen y/o destino de los fondos recibidos por parte del presidente y tesorero del partido y los responsables políticos y económico-financiero de la campaña”.

Al mismo tiempo, señaló que el partido que gobierna la nación “no presentó los extractos bancarios de las dos cuentas declaradas y registradas en el Banco de la Nación Argentina, por lo que no se pudo hacer un análisis de las mismas”.

El juez detalló que incluso la Cámara Nacional Electoral había informado al PRO sobre irregularidades nunca subsanadas por los referentes del espacio. Omitieron informar partidas pendientes de cobro derivadas de aportes públicos y privados para las campañas.

Miguel Del Sel se arrepiente de haber estado involucrado en la política

Después de su fugaz paso por la política argentina, donde se presentó como candidato a la Gobernación de Santa Fe y fue nombrado por Mauricio Macri como embajador argentino en Panamá, puesto al cual renunció meses más tarde, Miguel Del Sel sorprendió a todos al decir que está pasando un mal momento.

De esta manera, mostró su arrepentimiento y luego siguió: “Le di seis años a la política y ahora doy un paso al costado y vuelvo a actuar porque perdí plata. En estos seis años me caí económicamente y también en lo anímico. Entonces, necesito volver a estar bien”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here