La tasa de pobreza se ubicó en 28,6 por ciento al cierre del primer semestre, lo que equivale a 11.397.855 personas, según informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

El organismo concluye que hay una disminución de 3,6 puntos interanual, es decir, respecto de igual período de 2016.

En tanto, la tasa de indigencia se ubicó en 6,2 por ciento, sin mostrar cambios con relación al 6,3 por ciento que se había calculado un año atrás. Esto implica que cerca de 2.600.000 personas no cubren necesidades mínima de alimentación.

 

Si el cálculo se realiza por hogares, el 20,4 por ciento se encuentra en la pobreza y el 4,5 por ciento está en la indigencia.

El conglomerado Santiago del Estero-La Banda sufre el mayor índice de pobreza, con un 45,4 por ciento, seguido por Concordia con 42 por ciento y Corrientes con 40 por ciento.

En cambio, la mejor situación se observó en Río Gallegos, donde la pobreza es de 9,6 por ciento. Luego aparece Ushuaia con 10,8 por ciento.

Por su parte, en la ciudad de Buenos Aires la tasa de pobreza saltó a 13,4 por ciento, y se elevó 4 puntos entre enero y junio de este año.

En tanto en el conurbano bonaerense la pobreza se ubicó en 32,6 por ciento. La Plata fue la región de mayor aumento de la tasa de pobreza al trepar a 30,8 por ciento, 6,6 puntos más que la medición a diciembre de 2016.

Dejar una respuesta