La herencia del referente sindical fallecido el pasado 26 de junio, Gerónimo “Momo” Venegas, desencadenó una guerra familiar, con incriminaciones a los testaferros del ex titular de la UATRE que revelaron supuestas “desprolijidades” en torno a su patrimonio.

Al mismo tiempo que una de sus hijas, María Eva, acusa que los testaferros del “Momo” se niegan a otorgarle la parte de la herencia que les pertenece a ella y a su hermano Joaquín, las otras 4 hijas del “Momo” desmintieron las denuncias. Sin embargo, María Eva insiste en que el testaferro es Carlos Arrieta, “socio de Ramón Ayala”, actual titular del sindicato que comandaba Venegas.

En ese contexto, el gremio publicó un comunicado en el que asegura que el incremento patrimonial del sindicato “fue producto de una gestión exitosa”, y explicó que Ayala encabeza UATRE desde la muerte de Venegas porque “se desempeñaba como Secretario General Adjunto, asumiendo el liderazgo del gremio por ser el primero en la línea sucesoria y lo conducirá hasta 2019 en que culmina su mandato legal”.

A su vez, negaron las irregularidades relacionadas a la suba de recursos del sindicato y adelantaron que “toda la documentación ya fue presentada a las autoridades pertinentes”.

“Desde que Venegas comenzó a dirigir el gremio, éste se fortaleció patrimonialmente aumentando, tanto sus afiliados como sus activos. Esto fue producto de una gestión exitosa y eficiente al servicio y beneficio de sus afiliados, tarea que continua la actual conducción nacional y dan cuenta los balances que fueron aprobados en forma anual por sus 359 mil afiliados y por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la Nación Argentina.

El último balance de UATRE cerró en junio de 2017 y se pondrá a consideración del próximo Congreso Nacional Ordinario del gremio a realizarse en noviembre. Por otra parte, la documentación correspondiente a la obra social de los trabajadores fue presentada ante las autoridades pertinentes, habiendo sido auditada por la Superintendencia de Salud de la Nación Argentina”, finaliza el texto.

Dejar una respuesta