Una mujer fue detenida hoy en la localidad bonaerense de Campana, acusada de entregar a su hija de 7 años para que su pareja y amigos la violen, tras descubrirse que la menor presenta signos de abuso sexual de larga data.

Fuentes policiales informaron que el hecho se descubrió el miércoles pasado cuando la mujer, de 35 años y cuya identidad se preserva para no identificar a la víctima, asistió a la unidad 21 de Campana del Servicio Penitenciario bonaerense (SPB) a visitar a su actual pareja.

Pero en el momento en que se estaban por retirar del penal, la menor comenzó a llorar y se quejaba de dolor en la zona genital, por lo cual una agente policial le preguntó a la madre qué sucedía y ésta aseguró que su hija había sido abusada sexualmente por su padre biológico la semana pasada.

Luego de esta declaración, se alertó a las autoridades y la fiscalía de turno, que dispuso que la nena fuera llevada al hospital San José de Campana.

Los médicos que asistieron a la niña indicaron que presentaba signos de violación de antigua y reciente data, como así de enfermedades de transmisión sexual, por lo que se determinó que quedara internada en observación.

Posteriormente, informaron que el 6 de octubre el padre biológico de la menor ya había denunciado en una comisaría de Tres de Febrero que su hija había sido víctima de abuso porque ella se lo contó cuando la llevaba a la escuela y le manifestó que tenía dolores.

De acuerdo a la denuncia, el hombre contó que estaba separado de la madre de la niña, con quien había vivido en Caseros, pero la acusó de llevarla a la casa de su pareja y de amigos, donde habrían violado a la nena.

Por eso, ese mismo día, la víctima fue asistida en el Hospital de Tres de Febrero, donde se confirmó que tenía lesiones de abuso.

En este contexto, la fiscalía de Campana ordenó la detención de la madre de la niña por el delito de “corrupción de menores agravada” y se imputó a su novio, el detenido Matías Moyano, por abuso sexual con acceso carnal.

La mujer fue arrestada mientras se encontraba junto a su hija en el hospital San José.

Dejar una respuesta