El presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, afirmó este viernes que “la polarización se terminó”, aunque reconoció que le resultó útil al oficialismo para consolidar su posición de cara a las próximas elecciones.

“Señores empresarios: se terminó la polarización que le hizo mal a la Argentina, pero no vamos a negar que en esta ocasión nos vino muy bien que ‘la vuelta al pasado’ haya sido uno de los puntos movilizantes”, dijo Monzó durante el 53º Coloquio de IDEA.

El diputado aseguró que a partir del 23 de octubre el Congreso “se abrirá al diálogo para lograr los consensos necesarios para alcanzar las reformas necesarias”.

Previamente, la diputada del Frente Renovador, Graciela Caamaño, había pedido “salir de la Argentina pendular” y reclamó una ampliación de las discusiones a todos los sectores políticos.

Por su parte, el diputado justicialista Diego Bossio respaldó la agenda de reformas previstas y afirmó que “desde el justicialismo estamos dispuestos a debatir todos los temas”.

En tanto, el diputado Mario Negri exhortó a la oposición a “soplarle la nuca al gobierno” y consideró que a partir de la composición del próximo Congreso habrá espacio para buscar consensos.

A su turno, el senador Miguel Ángel Pichetto sostuvo que “el gobierno debe tener inteligencia de convocar a un diálogo para diseñar políticas de Estado”.

Dejar una respuesta