La difusión de un video durante una reunión de Independiente, en la que su presidente, el sindicalista Hugo Moyano, destaca el aporte de Camioneros para sanear las finanzas de su club, es la punta de una nueva embestida del gobierno contra el líder camionero.

“A Camioneros le debemos muchísimo, porque sin ese colorcito verde no hubiese sido posible poner en funcionamiento el Club, terminar el estadio y muchas otras cosas”, aseguró Moyano en la asamblea para aprobar la memoria y balance 2016/2017, celebrada en el gimnasio del club el pasado 28 de septiembre.

El aporte de recursos del poderoso sindicato de Camioneros para financiar a Independiente (como el pago de sueldos) era un secreto a voces, pero no existía ninguna prueba de ello. Menos aún se conocía que los del “colorcito verde” había girado dinero para terminar el estadio Libertadores de América.

“Escuché que no querían que la camiseta de Independiente dejara de ser Roja y pasara a ser verde. No nos equivoquemos, al Rojo no lo vamos a abandonar; pero sin ese colorcito verde no hubiésemos puesto al Club en el lugar en el que está. Si hay muchachos que pertenecen a una actividad gremial, primero son de Independiente y trabajadores. Y reitero que sin Camioneros no hubiésemos podido salir del desastre que nos dejaron”, remarcó el presidente de Independiente.

El uso de fondos de la obra social de Camioneros, donde aportan afiliados y empleadores, podría constituir un dolor de cabeza para Moyano en un momento en que aumenta día a día su enfrentamiento con el gobierno de Mauricio Macri. En la justicia están observando detenidamente esta situación y aguardarían una señal oficial para avanzar. Cerca del camionero dicen que los balances están “en orden” y que a Moyano “no le van a poder encontrar nada”.

Uno de los artífices de la maniobra contra Moyano sería Daniel Angelici, presidente de Boca y operador judicial de Macri. El “Tano” busca correr a Claudio “Chiqui” Tapia (yerno del Camionero) de la presidencia de la AFA. El presidente de Independiente también observa con alarma la seguidilla de incidentes entre la policía bonaerense, que conduce Cristian Ritondo (otro hincha del “Rojo”) y la barra brava del club.

La embestida de Macri contra el sindicalismo peronista ya se cobró varias víctimas: Omar “Caballo” Suárez, Juan Pablo “Pata” Medina (detenidos) y ahora los cañones parecen apuntar a Víctor Santamaría, del gremio de encargados, que posee una fundación que es accionista del diario opositor Página 12.

Dejar una respuesta