Barack Obama regresa a la Argentina. Las cercanías del centro de convenciones en el Quórum Córdoba Hotel están fuertemente custodiadas. Desde hace meses se planifica la llegada del expresidente de EEUU, Barack Obama, para cerrar la cumbre de Economía Verde que se desarrolla en esta ciudad.

La conferencia de cierre está prevista para las 16.30 y desde anoche comenzaron a montarse los puestos de control. Para ingresar al salón principal hay que pasar al menos cuatro puestos que incluye una revisión de los bolsos que ingresan.

En el predio confluyen la policía provincial, bomberos, PSA, fuerzas locales y agencias privadas. Sumadas, claro, a la seguridad que trae el exmandatario, quien dará un discurso con fuerte respaldo a las energías renovables y contra el cambio climático.

Se prevé que al salón principal ingresen solo las personas acreditadas como “líderes”, que son los 300 participantes que llegaron de distintos puntos del país para formarse en prácticas de sustentabilidad. Además comenzaron a aparecer invitados especiales de empresas y fundaciones, que ya tienen su lugar reservado, como es el caso de la Fundación Mediterránea. Y, como siempre, para los medios acreditados dejaron sólo un lugar ínfimo en el lateral derecho.

La agenda de Obama, aunque corta, está bastante cargada. Antes de disertar se reunirá con el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, el exgobernador José Manuel De la Sota y autoridades locales. A ellos se sumarán un grupo reducido de empresarios, en su mayoría sponsor del evento, entre otros invitados.

Finalizada su presentación, Obama volará a Buenos Aires, donde lo espera un coctel con unos 80 empresarios en el Palacio Duhau. Y para este sábado tiene agendado un partido de golf con el presidente Mauricio Macri, en el country de San Miguel, para sacar la foto del final de viaje.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here