Mientras en el bunker oficialista se preparaban para transitar el último tramo de la campaña con relativa tranquilidad y cierto aire triunfalista, con el foco puesto en los exfuncionarios kirchneristas que desfilan día a día por los tribunales de Comodoro Py, la irrupción del hallazgo de un cuerpo en el río Chubut, que todo indica sería de Santiago Maldonado, a horas de los decisivos comicios, vuelve a llenar de incertidumbre una elección que parecía resuelta.

Con el correr de los días, los poco más de 20 mil votos con que Cristina Kirchner superó a Esteban Bullrich en la PASO parecían ir quedando atrás: con el repunte económico y un gobierno que lograba controlar la agenda, muchos aseguraban que la diferencia entre Cambiemos y Unidad Ciudadana sería de entre 3 y 5 puntos en la elección definitiva de octubre.

Preocupado de no hacer declaraciones públicas que puedan generar polémicas innecesarias -ya bastante tuvieron con los dichos de Carrió- en la Casa Rosada mandaron a hacer encuestas telefónicas en la provincia de Buenos Aires para medir el efecto del cadáver encontrado. Los resultados fueron más que inquietantes: sobre 1.200 casos, el 79 por ciento afirmó estar al tanto de las últimas novedades del Caso Maldonado y creen que efectivamente se trata del joven desaparecido.

Dentro de ese grupo una abrumadora mayoría -73 por ciento- cree que lo mató la Gendarmería, lo que deja al gobierno en una situación muy delicada, ya que durante las primeras semanas de agosto, el esfuerzo de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y otros funcionarios, estuvo concentrada en defender el accionar de dicha fuerza.

Consultados sobre cómo afecta su voto, sólo un 12 por ciento aseguró que por este tema podría cambiar sus preferencias, una cifra que suena baja pero en un escenario de tanta paridad puede ser determinante (Cristina Kirchner ganó por el 0,21 por ciento).

Los encuestadores creen que las novedades sobre el caso Maldonado, de mínima reducirán la brecha que se detectaba en favor de Esteban Bulrrich y no descartan que la dinámica de los acontecimientos pueda incluso dar vuelta las previsiones.

Para Rosendo Fraga el oficialismo “llega a la elección mejor posicionado, pero la aparición del cuerpo introduce un imponderable que puede influir en el resultado electoral”. En ese sentido, el analista político cree que el triunfo de Carrió “no puede impedirse, pero en la decisiva provincia de Buenos Aires “la ventaja no es irreversible”.

Por su parte, el encuestador Raúl Aragón, considera que la diferencia que dan las encuestas a Bullrich por sobre Cristina no es tanta y, por lo tanto, “los indecisos, que podrían llegar a votarla, la acercarían a un resultado más parecido al de las PASO”.

Este consultor asegura que está realizando una medición específica sobre el caso Maldonado, aunque a su juicio, ningún espacio logró capitalizar el hallazgo: “Todos están siendo muy cautelosos para no ser acusados de oportunistas. Hay que tener mucha audacia para usar el caso para el rédito político”.

Enrique Zuleta Puceiro, de OPSM, auguró que la sociedad entrará en un “gran desconcierto” si el cuerpo hallado no es el de Santiago Maldonado, y en una “enorme zozobra colectiva” si en las próximas horas se confirma que el cadáver se corresponde con el joven tatuador. La aparición del cuerpo, en su interpretación, le hizo al Gobierno “perder absolutamente el monopolio de la iniciativa”, con la cual alimentaba su crecimiento en las encuestas.

En la otra vereda, Sergio Berensztein evaluó que las novedades en la causa no modificarán las tendencias de las últimas semanas. “Solo va impactar en grupos ideologizados, comprometidos con la causa, pero no va a modificar en nada las tendencias electorales”, sentenció el panelista de Animales Sueltos.

Via: argnoticias

Dejar una respuesta