El gobernador de San Juan, Sergio Uñac, se convirtió ayer en uno de los 3 precandidatos a Presidente de la Nación. Con un perfil muy bajo, aplastó a Cambiemos en las elecciones de su provincia, dialoga con todos y tiene relación fluida con el gobierno nacional. Las derrotas demoledoras que sufrieron Massa, Randazzo y Urtubey le despejan la cancha y lo pone a jugar en primera división.

El Frente Todos, encabezado por el justicialismo y que conduce el gobernador Sergio Uñac, se impuso este domingo en San Juan por amplio margen en las legislativas sobre Cambiemos.

De esta manera, obtiene dos diputados y dos senadores nuevos en el Congreso Nacional, mientras que el macrismo logró la renovación de las bancas de Roberto Basualdo y Eduardo Cáceres en ambas cámaras.

Con el 99,2% de las mesas escrutadas, afirman que el frente justicialista obtuvo el 53,65% de los votos, mientras que Cambiemos alcanzó el 31,52% y Somos 1País, el 4,84%.

El mandatario sanjuanino brindó un pequeño discurso a sus militantes tras conocerse los resultados, en el cual afirmó que “este triunfo le proporciona la herramienta para seguir luchando por la provincia”. “Pienso usar este triunfo a nivel nacional como corresponde”, aseveró.

“Vamos a seguir dialogando como hasta ahora con el gobierno nacional, pero sin soberbia y con la enseñanza de (Domingo Faustino) Sarmiento, sobre la buena educación y la seriedad. Sería infantil no reconocer que este triunfo genera un plano propicio para San Juan y que lo vamos a utilizar con respeto y seriedad para discutir temas como la reforma laboral, la reforma impositiva, la coparticipación y el fondo del conurbano”, completó Uñac.

Dejar una respuesta