El dirigente Luis Juez fue finalmente desplazado como embajador de Argentina ante Ecuador. La decisión final la tomó el presidente Mauricio Macri, ante la presión del gobierno ecuatoriano y un fuerte malestar para con el funcionario argentino que tuvo dichos racistas e irrespetuosos.

El dirigente cordobés, que había quedado envuelto en una polémica por una desafortunada frase sobre los ecuatorianos, podría sumarse al ministerio de Defensa, agregaron las fuentes, aunque no descartan que pueda ocupar alguna secretaría de Estado después de diciembre.

En una entrevista radial, brindada hace dos semanas, Juez relataba: “para que no digan que este mugriento se ve que agarró hábitos ecuatorianos”, en relación a un cambio de ropa que llevaba puesto.

“He estado desde las 7:45 de la mañana en la escuela San José, y vos sabés que así yo no miento. Llegué hace media hora, me pegué una ducha, me puse un saco y una camisa, porque no quería estar con la ropa de esta mañana, porque van a decir: este mugriento se ve que agarró hábitos ecuatorianos”, indicó el embajador.

“Una de las más conocidas es el pueblo Otavalo. Ellos se visten a la mañana del sábado y están todo el fin de semana con la misma ropa. Me refería a eso, para no estar todo el día con el mismo atuendo pasé por casa a cambiarme”, sostuvo el ahora ex embajador luego de emitir las polémicas declaraciones.

Poco después de conocerse la noticia del desplazamiento de Juez, la Cancillería confirmó la noticia en un breve comunicado. “Luis Juez finalizará en los próximos días sus funciones en la representación argentina ante la República del Ecuador, a raíz de un ofrecimiento para sumarse a los equipos del Poder Ejecutivo de la Nación”, indicó en el escrito la cartera que conduce Jorge Faurie.

“El Embajador Juez llevó a cabo su gestión con éxito, representando los intereses argentinos para ampliar y profundizar la relación bilateral, ante la hermana República del Ecuador desde que asumiera la misión en 2016”, concluyó.

Dejar una respuesta