El Comando Naval de Tránsito Marino activó un operativo de búsqueda y rescate para el submarino “ARA San Juan”, que no se detecta en los radares desde el miércoles pasado.

Al parecer la nave, de la Armada Argentina, sufrió un corte de energía y se generó un incendio en el banco de baterías, de acuerdo a las informaciones que trascendieron en las últimas horas.

Son balizas que, en los buques dan la ubicación en  emergencia, tienen una zafa hidrostática que las activa en caso de hundimiento y las saca a flote. Estas Balizas hacen suponer que submarino tiene un problema, pero no una emergencia de hundimiento en proceso.

El submarino que operaba a la altura de Puerto Madryn, lleva una tripulación de 44 marineros, entre oficiales y suboficiales.

Para el operativo de rescate se asignaron dos naves de superficie equipadas con “sonar”. Se trata de una técnica que se vale de la propagación del sonido debajo del agua para detectar el rebote de las ondas en otros buques mientras una aeronave de reconocimiento también fue afectada a la búsqueda.

El submarino estaba operando junto a otras unidades de la flota de mar, en tareas de control de la zona económica exclusiva. En ese marco, un incendio en el banco de baterías complicó la situación y dejó a la tripulación incomunicada.

La Armada informó en un comunicado que trabajan en la búsqueda “una aeronave Tracker de la Base Aeronaval Comandante Espora, y una de la Escuadrilla de Vigilancia Marítima B-200 desde la Base Aeronaval Punta Indio”.

Asimismo, desplegaron el Destructor ARA Sarandí con un helicóptero embarcado y la corbeta ARA Rosales, ambas del Comando de la Flota de Mar, que se encontraban navegando en control de los espacios marítimos de interés en el mar argentino, y la corbeta ARA Drummond de la División Patrullado Marítimo.

Dejar una respuesta