La Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN) anunció un paro nacional y movilización a Plaza de Mayo para el día 15 de noviembre. Esto, luego de que se conocieran detalles sobre la reforma laboral que el Gobierno impulsa, cabe destacar, en sintonía con el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires.

Mediante un comunicado, la UEJN destacó que “después de los malintencionados dichos del Presidente de la Nación Mauricio Macri contra los trabajadores judiciales, circuló entre los estamentos de la justicia un alarmante borrador del modelo de reformas institucionales y laborales en sintonía con los anuncios presidenciales”.

El “borrador” al que hace mención el comunicado preocupó a los trabajadores de la Justicia, ya que según informaron “propone directamente eliminar la feria de julio, extender la jornada a 8 horas y llevar el horario de atención hasta las 15:30, modificar la feria de verano del 15 de diciembre al 15 de enero y restringir licencias en función de la antigüedad. Toda una provocación, a sabiendas que ni ahorran presupuesto, ni aportan celeridad y eficiencia”, explicaron.

 

En este contexto, Julio Piumato señaló que así “se benefician los grandes estudios en perjuicio del trabajador de la abogacía. Se va a concentrar la actividad. Son elitistas”, dijo el secretario general de los empleados judiciales.

“Los grandes estudios –aclaró la UEJN- son los únicos en condiciones de no cerrar sus estudios en todo el año y de asistir a audiencias y juicios en amplios márgenes horarios, contribuyendo a monopolizar la representación letrada y destruyendo el ejercicio independiente de la profesión del que viven miles de familias. Lógica de concentración de la riqueza en manos de unos pocos”, acusaron desde el gremio.

Piumato adelantó que rechazarán “cualquier tipo de reforma”. “Quieren hacer creer que la falla de la justicia es responsabilidad de los trabajadores judiciales. Es al revés. Nosotros ponemos la cara para brindar un servicio de justicia. Es mentira que sobra personal. La Justicia está colapsada. El volumen de trabajo creció”, añadió.

El secretario general de la UEJN indicó además que el “Gobierno quiere avasallar el Poder Judicial, avanzar sobre él, y eso incluye a los trabajadores”.

Hacia el final del comunicado, los judiciales aseguraron que las “operaciones mediáticas, los borradores que circulan y el discurso presidencial apuntan a una sola cosa, para la que no tienen legitimidad: lograr el traspaso de la justicia nacional a la CABA para manipularla en su beneficio y achicar el presupuesto en salarios para cumplir con las metas impuestas y seguir endeudando al país”, concluyó.

Dejar una respuesta