La comunidad de Santiago del Estero, capital de la provincia homónima está consternada con una noticia dada a conocer en las últimas horas. El caso de una menor que era abusada en su propio hogar, por su padrastro y con la complicidad de la madre.

La adolescente, tomó la decisión de escaparse de su hogar ubicado al sur de la capital santiagueña. La menor, obviamente, tenía sus razones, las mismas fueron esgrimidas una vez que logró contactar con las autoridades policiales de la División Trata de Personas.

La estudiante expuso ante los investigadores que era violada por su padrastro, un guardiacárcel exonerado; desde hacía mucho tiempo y no quería seguir sufriendo los vejámenes y las agresiones físicas y psicológicas a las que era sometida frecuentemente.

La madre de la menor sabía de los aberrantes hechos. En Cámara Gesell, la víctima reveló que, con la excusa de que no había colchón, era obligada por su progenitora a dormir con su padrastro en la misma cama, donde se producían las violaciones reiteradas durante las noches. Pero el calvario de la adolescente no terminaba cuando amanecía. La mujer y su pareja le mezquinaban comida y otros elementos de mínima necesidad como ropa, zapatillas y útiles para asistir a la escuela.

La fiscal, Natalia Saavedra, ordenó la detención del ex guardiacárcel, quien fue privado de la libertad en medio de violentos incidentes en el sur de la ciudad Capital, donde se enfrentaron familiares del acusado y de la víctima, ocasión en la que varios terminaron lesionados.

En tanto, la fiscal analiza la situación procesal de la madre de la víctima. La menor y sus hermanos quedaron al cuidado de un familiar de la ciudad de Forres.

Dejar una respuesta