Como consecuencia de los tarifazos en los servicios públicos y a raíz del aumento del valor de la harina, el precio del pan subirá en los próximos días un 12%. Así lo anunció la Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines (Faipa), que por medio de un comunicado advirtió también por la constante pérdida de rentabilidad que tienen los panaderos en todo el territorio nacional.

Para la Faipa, “la situación se ha ido generando por los fuertes incrementos que han venido sufriendo desde hace dos años los servicios y tasas de electricidad, gas, agua, así como por la presión impositiva y previsional que, hasta el momento, y pese a los anuncios, aún se mantiene, al igual que la escalada de precios de nuestros insumos, que no cesa”.

A su vez, desde la entidad remarcaron que “la industria del pan de todo el país viene sufriendo una pérdida continua de rentabilidad, que venimos alertando desde co­mienzos del pasado año. Muchos industriales ni siquiera van a poder afrontar sus pagos, transformándose en un costo adicional imposible de absorber y que repercutirá en el precio del pan y de los demás productos que se elaboran en la panadería artesanal, con la consiguiente caída en las ventas”.

A este panorama se suma la “clandestinidad y la venta de panificados en lugares no autorizados por el Código Alimentario Argentino”, por lo que la industria “viene siendo arrinconada por una situación económica que roza con lo insoportable, mediando morosidad, cierres constantes de establecimientos y la pérdida de puestos de trabajo”.

De esta manera, el kilo de pan francés que es el más barato en cualquier negocio, saldrá a partir de ahora $46, mientras que una docena de facturas pasará a costar $120, lo que repercutirá fuertemente en el bolsillo de las familias. Cabe destacar que, según datos suministrados por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), los argentinos destinan el 3% de sus presupuestos a la compra de este producto esencial.

Solo en los últimos dos años en todo el territorio argentino el valor del pan ha subido un 104%, a la vez que la venta en los negocios ha caído un 8%, lo que preocupa a los panaderos que ven peligrar su actividad y rentabilidad.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here