Uno de los jueces de la corte suprema de Brasil, Marco Aurelio Mello, afirmó hoy que la posible detención del ex presidente y líder opositor Luiz Inácio Lula da Silva puede “incendiar el país”.

“Yo dudo que se haga esto porque no corresponde al orden jurídico constitucional. Y, en segundo lugar, en el pico de una crisis, un acto como este puede incendiar el país”, dijo Mello, del Supremo Tribunal Federal, máxima corte de Brasil.

El Tribunal Federal Regional 4 de Porto Alegre ratificó ayer la condena por corrupción de Lula en la Operación Lava Jato y dictó una orden de detención una vez que se terminen los recursos en la segunda instancia, algo que puede ocurrir en hasta dos meses.

El ministro Mello dijo que en su opinión no es posible detener a Lula sin tener el caso juzgado por las tres instancias, tal como marca la Constitución.

Ocurre que en 2016 el propio Superior Tribunal Federal abrió la excepción de ejecutar la condena a prisión después del fallo de las cámaras de apelaciones de segunda instancia, herramienta usada contra Lula por el tribunal que revisa las condenas de la Operación Lava Jato.

“Esa jurisprudencia no encuentra base en la Constitución Federal y tiene que ser revisada. Por eso no puede ir preso”, agregó, en declaraciones a la agencia Estado.

En aquella votación, Mello perdió 6 a 5 sobre la detención en segunda instancia.

“Es mejor volver a decidir lo antes posible. La detención sin pena confirmada es lo que viene ocurriendo en general con el ciudadano común pero quiero una prueba de esa jurisprudencia en caso de que determinen la prisión del ex presidente”, dijo el ministro.

Dejar una respuesta