Un equipo de trabajo integrado por especialistas en fauna de Mendoza y nacionales, policía rural, fundaciones ambientalistas y científicos del Conicet investigarán la muerte de 34 cóndores en esa provincia, un hecho “sin precedentes” del cual se sospecha de una intoxicación por agroquímicos.

El hallazgo de estas aves protegidas para su caza en Mendoza la semana pasada, ocurrió a unos 3.000 metros de altura en la localidad de Los Molles por un poblador que avisó a la secretaría de Ambiente y Reordenamiento Territorial de la provincia.

Esta dependencia organizó un equipo de trabajo conformado por el área de Fauna, Policía Rural, las fundaciones Cullunche y Bioandina, los ecoparques de Mendoza y Buenos Aires y expertos del Conicet, para investigar lo sucedido.

A casi 3.000 metros de altitud, el equipo evaluó la disposición de los cadáveres de las aves con un GPS y verificó, con un lector de microchips, que ninguno estuviera marcado con anterioridad, explicaron.

Los investigadores hallaron a los ejemplares de cóndor (Vultur gryphus) -20 machos y 14 hembras- distribuidos en un área pequeña, amontonados y parcialmente quemados. Además en el lugar encontraron muertos un puma, cabras y ovejas, por lo que presumen que se trata de un caso de envenenamiento, según anticiparon.

Para confirmar la hipótesis se completaron necropsias en el Ecoparque de Mendoza, rayos X en la Fundación Cullunche y se derivaron muestras para estudios toxicológicos a Buenos Aires.

El Programa de Conservación Cóndor Andino l(PCCA) lleva registrados más de 260 ejemplares en el país, muchos de los cuales llegan heridos o muertos como consecuencia de la ingesta de cebos tóxicos.

“Desgraciadamente, algunos pobladores ilegalmente usan veneno para tratar de controlar grandes carnívoros” como pumas y zorros, pero “no sólo causan la muerte de especies carroñeras” que mantienen la limpieza del ambiente, “sino también contaminan el suelo, el agua y ponen en peligro todas las formas de vida, incluso la humana”, advirtieron.

El caso de Los Molles, en el departamento de Malargüe, se destaca por su número: “Los cóndores muertos superan en mucho los que pueden habitar hoy en Venezuela y representan casi la mitad de los de Ecuador”, lamentaron las autoridades mendocinas.

Dejar una respuesta