La movilización, liderada por el sindicalista camionero Hugo Moyano, contará con el acompañamiento de los bancarios, los estatales porteños, la CTA, el Partido Obrero, la Corriente Federal, el Suteba, los movimientos sociales de Barrios de Pie, CCC, y CTEP, Fetera, Sutca y los trabajadores del subte y el premetro. El acto está programado para las 15 hs.

Con una concurrencia estimada cercana al millón de personas, varios gremios encabezados por el líder camionero Hugo Moyano marchan desde distintos puntos de la Capital rumbo al centro porteño.

El tránsito en la zona de 9 de Julio y Belgrano se encuentra interrumpido por el armado del escenario desde el cual hablarán el sindicalista y otros dirigentes en el marco de la protesta.

Si bien el acto está previsto para las 15, desde temprano varias cuadras de la zona fueron cerradas a la circulación de vehículos particulares y transporte público a raíz de la colocación de la estructura emplazada, que además del escenario incluye un palco con sillas donde se sentarán los referentes de distintos sindicatos, partidos de izquierda y movimientos sociales.

Pasadas las 10:30 comenzaron a llegar las primeras columnas de manifestantes. Sobre la avenida Independencia se instalaron miembros de las dos CTA, las organizaciones sociales, los Metrodelegados y los bancarios, entre otros. Vario micros, en tanto, arribaban por la Autopista Buenos Aires-La Plata.

Colectivos, trenes y subtes funcionan con normalidad, ya que ninguno de esos sindicatos adhiere a la medida. En cambio, no hubo anoche recolección de residuos y podría verse afectado el suministro de combustibles y el de los cajeros, de por sí complicado por el paro bancario.

El operativo de seguridad correrá por cuenta de 1500 efectivos de la Policía de la Ciudad, que utilizarán cuatro drones para monitorear la multitudinaria movilización. Las fuerzas federales y la Policía bonaerense, por su parte, tendrán a su cargo la custodia de puentes y autopistas de acceso a la Capital, según confirmó el ministro de Seguridad porteño, Martín Ocampo.

Si bien en el encuentro que mantuvo con emisarios de los gremios Camioneros, La Bancaria y las dos CTA, se acordó que “el metrobus continúe funcionando durante el acto”, se espera que la circulación se interrumpa ya durante la mañana.

La actividad de organismos y oficinas del sector público se verá resentida por la adhesión de los trabajadores estatales nucleados en ATE.

Dejar una respuesta