La lluvia de inversiones no llega a la argentina. Pero lo paradójico es que los argentinos eligen invertir en otros países antes que en estas pampas.

Los argentinos fueron los extranjeros que más invirtieron en el sector inmobiliario del sur del estado de la Florida (Estados Unidos) en 2017, con un 15% del total de compras de inmuebles, seguidos de los venezolanos (11%) y canadienses y colombianos (10% cada uno).

Según la Asociación de Agentes de Bienes Raíces de Miami, en total, los inversores extranjeros desembolsaron u$s7.100 millones en la compra de viviendas en condados como Miami-Dade, Broward y Palm Beach, en el sur de Florida, lo que supone un salto del 15 % respecto de 2016, cuando invirtieron u$s6.200 millones.

Los compradores extranjeros adquirieron 15.400 propiedades residenciales en 2017, lo que significa un aumento del 40% respecto a 2016, indicó la Asociación.

“El apetito que tienen los extranjeros por las propiedades en el sur de Florida solo cuenta una parte de la historia del capital de Latinoamérica que llega a Estados Unidos”, señaló Alex Zylberglait, experto en venta de propiedades comerciales y oficinas.

En ese contexto, añadió Zylberglait, “desde hace unos años estos compradores (latinoamericanos) también han invertido dinero en propiedades comerciales que generan flujo de caja”. Y es que “muchos de los inversores que compran propiedades residenciales también invierten en oficinas, terrenos y centros comerciales”, para diversificar sus inversiones y “mitigar riesgos”. La mayoría llega atraído por la seguridad jurídica y la estabilidad económica que promete el país del Norte.

Los compradores adquirieron 15.400 propiedades en 2017, Miami-Dade captó más de la mitad de todas las compras residenciales hechas por extranjeros 40% más que en 2016

Para Rodrigo Azpurua, experto del sector comercial, el capital privado extranjero “está cambiando las comunidades del sur de Florida”.

Además, un proyecto de inversión de 500.000 dólares con creación de puestos de trabajo permite al inversor acceder al visado EB-5, un camino para luego obtener la residencia permanente y, eventualmente, la ciudadanía estadounidense, apuntó.

Tanto Azpurura como Zylberglait creen que los “inversores venezolanos son los que están más motivados para sacar su dinero de su país debido al derrumbe político y económico” de esa nación sudamericana.

Ejemplo de ello es la inversión realizada por venezolanos en el mercado residencial de Miami-Dade, donde estos representaron el 12% del capital total de inversión extranjera, seguidos de argentinos y brasileños (9% cada uno) y colombianos (6%).

Esto quiere decir que Miami-Dade “captó el 51% de todas las compras residenciales hechas por extranjeros en el sur de Florida en el año 2017”.

En Palm Beach, los canadienses se situaron a la cabeza con el 31% de la inversión residencial seguidos de los brasileños (15%). Por otra parte, en el condado de Broward, situado al norte de Miami y con Fort Lauderdale como principal ciudad, la inversión en inmuebles residenciales por parte de extranjeros fue liderada por los canadienses (12%), argentinos (8%) y brasileños, colombianos y venezolanos (7% cada uno).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here