Conmoción, incredulidad, dolor. Esas fueron las primeras reacciones entre colegas y figuras del mundo del periodismo y la política cuando se conoció el fallecimiento de la periodista y legisladora porteña Débora Pérez Volpin, a los 50 años de edad. Estaba casada y tenía dos hijos.

 

La ex conductora televisiva y diputada porteña por Evolución, la fuerza de Martín Lousteau, se internó el lunes en el Sanatorio de la Trinidad para una endoscopía y sufrió un paro cardiorrespiratorio, según contaron sus ex colegas de Canal 13 y TN.

El sanatorio publicó en la última hora de ayer un comunicado sobre el fallecimiento de la legisladora.

“El sanatorio de la Trinidad Palermo informa con profundo pesar el fallecimiento de la señora Débora Pérez Volpin. Se encontraba internada desde el 5 del corriente por un cuadro abdominal complejo”, indica el texto firmado por el Servicio de Gastroenterología de la entidad.

Y detalló: “El plan de estudios incluyó una endoscopía digestiva alta. En el día de la fecha durante la realización de dicho procedimiento padeció un paro cardiorrespiratorio, que no respondió a las maniobras habituales de reanimación. Acompañamos a la familia en tan dolorosa situación.”

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here