Ayer la gerencia de la filial local de la cadena de artículos de librería Staples anunció a sus empleados que se retiraba de la Argentina.

Staples decidió concentrar sus operaciones en su natal Estados Unidos y en Canadá. Eso la lleva a retirarse de Argentina y Brasil, países a los que llegó en 2004 cuando aterrizó en la región al comprar Officenet.

Por cierto, Staples se refugió más en las tiendas físicas. A tal punto, que en los últimos dos años abrió 9 locales llegando por primera vez a cuatro localidades en el interior.

Al sumar a Staples, Colella, que es el dueño de Ocasa, líder en logística y hoy en pleno ascenso tras el derrumbe de OCA y de obtener clientes de la talla de Mercado Libre, se dedicará también a los artículos de librería. Muchos observan que su llegada a este tipo de productos obedece a la especialización en distribución ya que buena parte de la venta de Staples es por la web. A su vez, la cadena será la punta de lanza para la comercialización de diversos tipos de productos en una canasta que abarca desde los lápices de colores a los electrodomésticos.

Staples nació en 1985 por iniciativa de Thomas Stemberg que creó una supertienda de productos de oficina. El primer local se abrió enBrighton, Massachusetts en 1986. A su vez, Ocasa posee una amplia red de filiales en todos los continentes y emplea a 3.000 personas. Se especializa en envíos de medicamentos, además de administrar stocks a través de sus servicios exclusivos de almacenamiento. Colella también tiene inversiones agropecuarias en Argentina y Uruguay.

Dejar una respuesta