Por Primo Vazquez. Boca venció por 2 a 1 al Matador, mantiene la diferencia de ocho puntos con su inmediato perseguidor, Talleres ( Cba ), y llega entonado a la final de la Supercopa Argentina con River.

En la imagen nuestro cronista invitado Primo Vazquez

La Bombonera fue una vez más testigo de una victoria ‘ a lo Boca ‘, con más orgullo que fútbol, con más espíritu que claridad, pero siempre protagonista ante un rival que poco propuso, y se dedicó a pelear el partido. Así fue todo el primer tiempo, el local intentando con pelota al piso, desde el manejo de Pablo Perez, la velocidad de Pavón por derecha, y Tevez, participativo pero algo impreciso.

Tuvo un par de chances el equipo de los mellizos, pero no tan claras como para poder adelantarse en el marcador ,y así se fueron al descanso. Lo mejor llegaría en la segunda mitad, y cuando a Boca le costaba mucho encontrarle la vuelta al partido, Cardona tomó la pelota en mitad de cancha y metió un gran pase en profundidad para Pavón, que le ganó en la carrera a Perez Acuña, y este lo barrió de atrás justo en la línea del área para Delfino. Penal que el 10 xeneize transformaría en el 1 a 0, a falta de un cuarto de hora para el final.

El público ya cantaba y pensaba en el superclásico, en el campo de juego, Boca lo controlaba y empezaban los cambios, adentro Wanchope Ábila por Tevez y Reinoso por Pablo Perez. Todo parecía controlado hasta que a los 43’ ,el chino Luna envió un centro desde la izquierda, Magallan rechazó corto y Perez Acuña tomo el rebote y clavó un zapatazo inatajable para Rossi, empate a poco y nada del final.

Se adicionaron cinco minutos y Boca fue con todo por el triunfo, hasta que faltando 30 segundos ,Tigre no pudo despejar del todo la pelota de su área, Barrios la consiguió y habilitó a Wanchope sólo por izquierda, éste metió un centro rasante para que Jara la empuje casi abajo el arco ,y provoque el estallido de todo el estadio, el grito de gol desaforado de Guillermo y todo el banco de suplentes.

Nueva victoria del xeneize por Superliga, no una más, sino una con efecto psicológico para llegar entonado al choque frente a River.

Dejar una respuesta