Reynaldo Bignone, el último presidente de la dictadura militar argentina, murió el miércoles a los 90 años en Buenos Aires, donde permanecía hospitalizado, informó la agencia oficial de noticias Télam.

Bignone estaba condenado a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad cometidos en la sangrienta dictadura que gobernó al país entre 1976 y 1983.

Reynaldo Benito Antonio Bignone (Morón, 21 de enero de 1928 – Buenos Aires, 7 de marzo de 2018) fue un exmilitar argentino y dictador que fue presidente (el decimotercero de facto) de Argentina entre el 1 de julio de 1982 y el 10 de diciembre de 1983, dependiente de la última Junta militar de la dictadura cívico-militar autodenominada Proceso de Reorganización Nacional. Fue el único presidente de facto de la dictadura que no integró la junta militar que tenía el mando supremo. El 10 de diciembre de 1983 le entregó el mando al presidente Raúl Ricardo Alfonsín, ganador de las elecciones democráticas realizadas dos meses antes. Bignone estuvo a cargo de la transición hacia la democracia tras la derrota de su predecesor, Leopoldo Galtieri, en la guerra de Malvinas. Fue el último dictador de la historia argentina.

Cuenta con más de 5 condenas por delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura militar, la primera, del año 2010, a 25 años de prisión​ y al año siguiente otra a prisión perpetua

El exrepresor asumió el poder tras la derrota militar de Argentina en la guerra de las Islas Malvinas en 1982 y luego convocó a elecciones generales para octubre de 1983.

El 10 de diciembre de ese año entregó el mando a Raúl Alfonsín, el primer presidente electo democráticamente tras la dictadura.

Dejar una respuesta