El Mini clásico, el de 1959, ha resucitado gracias a un nuevo motor eléctrico, una deliciosa combinación de tecnología punta en lo que a automoción se refiere con un diseño que no podía ser más clásico.

El Mini Concept Electric es el modelo que anticipó la creación de un Mini eléctrico que entrará en producción este año con un lanzamiento previsto para el año que viene. Será la manera de BMW de celebrar el 60 cumpleaños de la mítica marca. Antes de esto, y como anticipo, la empresa ha restaurado profundamente un Mini del 59, uno de los modelos anteriores a la compra de la marca por la compañía alemana.

El Mini eléctrico de 1959 se ha mostrado en el Salón del Automóvil de Nueva York que se está celebrando estos días y es, exactamente, lo que su nombre indica.

BMW ha querido ser muy respetuosa con el vehículo que ha enamorado a tantos conductores a lo largo de la historia (y que, prácticamente, se convirtió en un icono), y no ha tocado más que lo esencial para crear esta versión eléctrica.

Así, tenemos, evidentemente, un motor completamente eléctrico, pero todo lo demás es idéntico al modelo original, como el interior, los faros, el diseño del baúl y las tres puertas. Eso sí, los amantes de este modelo habrán notado los sutiles cambios de este Mini eléctrico. En el lateral, desde la parte frontal hasta la toma de corriente para cargar la batería, vemos un vinilo azul eléctrico. Además, el logo ha cambiado y se muestra en amarillo.

Dejar una respuesta