De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), crece la informalidad en el mercado laboral.

En el cuarto trimestre del año pasado, la cantidad de trabajadores no registrados se ubicó en 34,2%, por encima del 33,6% de igual período de 2016 y levemente por debajo del 34,4% medido entre julio y septiembre del 2017.

“Ese es el desafío que plantea el presidente (Mauricio) Macri. Generar inversiones para la creación de empleos. Enfrentamos una situación de informalidad: más del 30 por ciento de la población no tiene cobertura de seguridad social, no hace aportes al sistema previsional e impositivo y eso genera una mayor presión sobre quienes sí están en el circuito formal”, dijo Triaca en un foro empresario.

La suba en la medición interanual del índice de trabajadores no registrados se dio a la par de una reducción en el Índice de desocupación, que se ubicó en un 7,6% al cierre del año pasado, con una merma de 0,9 punto porcentual en relación con el tercer trimestre y de 1,7 puntos porcentuales frente al segundo trimestre de 2016, cuando el Indec reanudó la medición.

La mayor cantidad de trabajo precario se registró en la región Noroeste (NOA), con el 40,1% de la población económicamente activa, mientras el menor porcentaje se verificó en la región Patagónica, con 18%.

Dejar una respuesta