El seleccionado argentino cayó ante España por 6 a 1, y dejó mas dudas que certezas a menos de ochenta días para el mundial de Rusia.

Papelón histórico del ¿equipo? de Sampaoli, que tuvo un cachetazo muy duro, no sólo desde el resultado, sino también en el rendimiento colectivo y en lo individual de muchos jugadores que buscan ganarse un lugar en la lista definitiva.

La diferencia entre ambas selecciones fue notoria, los locales mostraron todo su repertorio en la circulación de pelota, presión y profundidad cada vez que decidió atacar a la albiceleste.

Del lado de Argentina, más allá de no contar con el mejor del mundo en cancha, poco se puede rescatar de manera positiva para lo que vendrá, algo de Meza en la primera mitad, Higuaín errático en la definición, la defensa en línea siempre superada por los españoles, más allá de los integrantes de la misma, lo que falló fue el sistema defensivo y el poco criterio a la hora de achicar espacios, y ante una selección trabajada como la local, se pagó muy caro.

Los que ingresaron en la segunda mitad, ya con él 3 a 1 en contra, poco pudieron mostrar y así es difícil de analizar para el DT, salvo que ya tenga la gran parte de la lista en mente, casos como el de Lautaro Martínez, quien tuvo que luchar con Sergio Ramos y Piqué, y poco pudo demostrar de sus cualidades, cuando el partido ya no era tal.

Así terminó la fecha Fifa para nuestro seleccionado, con una victoria ante Italia que dejó alguna duda, ya que Argentina golpeó justo cuando la Azzurra acechaba y hacía figura a Caballero, y esta goleada en contra que deja una sensación amarga y con poco tiempo para trabajar hasta el inicio del mundial.

Por Primo Vazquez.

Dejar una respuesta