Las petroleras Axion y Shell aumentaron un 4,5% promedio esta madrugada los precios de sus combustibles líquidos, con lo que alcanzaron un alza acumulada de 13,5% en lo que va del año y no descartan que en las próximas semanas se sumen el resto de las petroleras a los incrementos.

Los precios de los combustibles están liberados desde diciembre en la Argentina y las empresas refinadoras tienen la potestad de fijar el precio que les resulte más atractivo de acuerdo a sus costos y a la rentabilidad buscada.

La firma Axion -propiedad de la familia Bulgheroni, British Petroleum y la petrolera china CNOOC- decidió que el precio de la nafta súper suba 4,30%, la Premium 4,90%, el Gasoil, 5,6% y Diésel 6,5%.

Los operadores del mercado de naftas y gasoil están previendo que el precio internacional del crudo seguirá en aumento después de que las reservas estadounidenses de crudo tuvieran una inesperada caída, según datos divulgados por la agencia estadounidense de energía (EIA).

El aumento concretado este jueves se preveía desde que el 28 marzo pasado, cuando el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, autorizó aumentos de precios de hasta el 17% para el bioetanol con el que las petroleras cortan las naftas.

Los precios de las naftas se mueven por tres factores: el valor internacional del petróleo; los movimientos del tipo de cambio; y el valor del bioetanol con el que se cortan al 12% en la actualidad.

El último incremento en los precios de las naftas se había registrado el 7 de febrero cuando la empresa Shell ajustó un 3,5% sus valores de venta al público, completando una zaga iniciada por el resto de las compañías privadas.

Dejar una respuesta