El Gobierno oficializó hoy su decisión de reducir el pago de los aportes patronales para las escuelas y colegios de administración privada para morigerar el aumento que las instituciones aplican a las cuotas de los alumnos.

Así lo resolvió el presidente Mauricio Macri junto a todo su gabinete a través del Decreto 310/2018 publicado este miércoles en el Boletín Oficial, el cual suspende la aplicación del Decreto N° 814/2001 rubricado por el entonces jefe de Estado Fernando de la Rúa.

Ese decreto de la Alianza, emitido en uno de los peores momentos de la historia económica y social de la Argentina, dejaba sin efecto toda norma que contemple exenciones o reducciones de las alícuotas aplicables a las contribuciones patronales de las instituciones educativas privadas.

Ahora, la gestión Cambiemos sostiene que las instituciones privadas están alcanzadas por la ley 24.241 que dispuso que todos los empleadores privados contribuyeran, para la jubilación del personal con relación de dependencia, con un aporte equivalente al 16% del haber remuneratorio de la nómina del establecimiento.

El Gobierno entiende que los institutos educativos son sujetos exentos en el impuesto al valor agregado por lo que la aplicación de las disposiciones del Decreto Nº 814/01 generará en estos establecimientos una clara diferencia con otros sectores económicos.

En síntesis, como estas escuelas y colegios no podrán descargar del IVA parte de los aportes patronales, tendrán un costo previsional mayor que el resto de los sectores económicos, puesto que aquellos que son responsables inscriptos pueden tomar parte de las contribuciones patronales a cuenta del monto a pagar del impuesto al valor agregado.

Asimismo, la aplicación de los porcentajes de contribuciones patronales establecidos en el artículo 2° del Decreto Nº 814/01 producirá un incremento desmesurado en las contribuciones a pagar, que será mayor a medida que la institución esté más lejos de la Capital Federal.

Del mismo modo, dice el Decreto de Macri, en los casos en los cuales el instituto educativo no reciba aporte estatal o lo reciba parcialmente, el significativo incremento de las contribuciones patronales originará sin lugar a dudas incrementos importantes en el valor de los aranceles que abonan las familias por los servicios educativos.

Dejar una respuesta