El Xeneize venció a Ñuls por 3 a 1,con goles de Wanchope Ábila X 2 y Pavón, mientras que Fertoli descontó para la visita, y acaricia un nuevo título de Superliga.

De la mano del 7 bravo, el equipo de Guillermo logró una importante victoria que lo deja muy cerca de del bicampeonato. Y así fue, Cristián Pavón volvió a ser la llave principal de este Boca para abrir el resultado y el partido, que venía complicado y bastante parejo.

Pasada la primera media hora, el delantero tomó la pelota en tres cuartos por izquierda, aguantó la marca de San Román, se metió en al área, eliminó a Fontanini que no quiso tocarlo y luego con claridad metió el pase atrás para que Ábila marque el 1 a 0.

Minutos después y tras una buena jugada colectiva, llegaría el segundo, pase en cortada de Reynoso para Jara por derecha, este amagó y elevó la pelota al área chica y por el segundo palo, ingresó sólo Wanchope y de cabeza anotó su doblete.

Parecía que se iba definiendo el encuentro, pero luego de una fallida salida desde el fondo con un mal pase de Vergini, encontró a Figueroa al borde del área y este metió un preciso pase para Fertoli, que gambeteó a Rossi y empujó al gol, 2 a 1 y al descanso con mucha bronca del mellizo por ese error y el posterior descuento de los rosarinos.

La segunda mitad arrancó con los locales llegando claro al arco rival pero fallando en la definición, y con el correr de los minutos, el equipo de De Felipe también empezó a encontrar espacios y sus ataques iban creciendo en peligrosidad.

Y en ese buen momento de la visita, llegaría el golpe final, Rossi descolgó un centro y sacó rápido para Reynoso, y este habilitó a Pavón por izquierda, y apenas ingresado al área, sacó un misil de su pierna derecha imposible para cualquier arquero, 3 a 1 y partido liquidado.

Sin mucho brillo, con muchas ausencias por lesión de varios jugadores, con apariciones destacadas de sus individualidades en distintos momentos, Boca encarriló el bicampeonato del cual está muy cerca.

Por Primo Vazquez.

Dejar una respuesta