El anuncio de China de imponer aranceles a la soja norteamericana del 25% se sintió fuerte en la apertura nocturna de la bolsa de Chicago que cerró la operatoria con una pérdida de casi 18 dólares por tonelada.

Según la agencia oficial Xinhua, la Comisión de Tarifas de Aduanas del Consejo de Estado decidió imponer tributos adicionales del 25 por ciento a 106 ítems de 14 categorías de productos, dado a conocer a través de comunicado por el Ministerio de Hacienda en su página web.

La decisión fue tomada luego de que el gobierno estadounidense anunciara una lista propuesta de productos a los cuales aplicaría aranceles de un 25% más, la cual incluye exportaciones chinas por 50.000 millones de dólares.

La decisión de China no es una buena noticia para el productor argentino que se esperanzaba con la subas del pasado jueves lleguen a la plaza local de forma que pueda compensar las pérdidas por la sequía. En este nuevo escenario se entiende que buscará retener lo más que pueda.

La medida también afectó al maíz que terminó con una baja del 3,6% por ciento. En un par de hora abrirá de nuevo Chicago y no se descuenta que sigan descendiendo los comodities.

Exportaciones argentinas cayeron un 99%

La recaudación de impuestos a la exportación cayó en marzo 50% respecto al mismo mes del año pasado por un derrumbe en los volúmenes de porotos de soja vendidos al exterior, que fue casi de 99% a pesar del aumento de los precios y del tipo de cambio observados de forma interanual.

En el primer anuncio de los ingresos al organismo tributario tras el recambio de autoridades en Afip, el nuevo administrador federal Leandro Cuccioli dijo que los ingresos de marzo estuvieron signados por el “buen comportamiento de los impuestos ligados al mercado interno” con “fuertes incrementos en el sector fabril y del comercio”.

El único impuesto que mostró una fuerte caída fueron los derechos de exportación, que disminuyeron en marzo 50,1% y apenas superaron los 3.000 millones de pesos.

Entre los factores que explican la caída, la Afip mostró que el principal fue el desplome de la cantidad de porotos de soja vendidos, que fue 98,7% menor al mismo mes de 2017. El precio del producto, en ese lapso, creció 8% y el tipo de cambio lo hizo por un 30,4%. En segundo lugar, el volumen de exportaciones de aceite de soja fue 53,1% menor interanualmente, a pesar de que el precio es 4,8% mayor a hace un año. Por último, los pellets de soja tuvieron ventas por un monto 47,4% menor al del tercer mes del año pasado. En este caso, la caída es matizada por un aumento de precio de 23,8%.

Para la consultora ACM, los derechos de exportación “en lo que va del año muestran una caída acumulada del 7,4%. Por su parte, la recaudación por derechos de importación siguen mostrando un gran dinamismo al crecer un 29% interanual en marzo y 45,7% en el trimestre”. LCG, a propósito de los derechos de importación, atribuye el alza “únicamente al efecto del tipo de cambio”. Esta consultora consideró que los impuestos al comercio exterior en general “tuvieron un desempeño malo”.

La sequía aún no permite divisar cuál será el nivel de producción de soja este año por la sequía. “Todavía no se sabe a cuánto ascenderá” el volumen final de producción de zona de la actual campaña, dijo Cuccioli, debido a que sin bien puede haber una “menor oferta” a causa de una menor cosecha, también “puede haber una mejora en los precios” que compense esta situación.

En marzo a través del IVA ingresaron al fisco 79.965 millones de pesos, con un crecimiento interanual de 49,7 por ciento. A esto se sumó que Ganancias reportó una recaudación de 48.557 millones de pesos, con un avance de 47,4 por ciento, mientras que el impuesto al cheque generó 16.550 millones de pesos, con una suba del 33,9 por ciento. La Afip registró también en marzo ingresos por 67.300 millones de pesos en concepto de Seguridad Social, lo que significó un incremento interanual de 28,1 por ciento. En base a los resultados de marzo, en el primer trimestre del año la recaudación impositiva ascendió a 736,463 millones de pesos, con una suba de 23,6 por ciento. Según la interpretación oficial, el aumento de los impuestos en general muestra la aceleración en el nivel de la actividad económica que, se espera, en el primer trimestre sea la más alta del año.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here