El peronismo, encolumnado detrás de la figura de José Luis Gioja, realizará el 18 de mayo próximo un congreso nacional partidario para rechazar la intervención dispuesta por la jueza María Servini y avanzar hacia la “unidad” del PJ.

“Cada crisis da una oportunidad; vamos a salir fortalecidos”, pronosticó este miércoles Gioja, luego de encabezar un encuentro con legisladores, intendentes, sindicalistas y dirigentes peronistas en la Fundación Internacional para el Desarrollo Local, en el barrio porteño de San Telmo.

Luego de la reunión, Gioja y otros dirigentes se trasladaron a la sede partidaria de la calle Matheu como una muestra de adhesión y apoyo a los militantes concentrados en las calles aledañas al local, cuya cerradura fue cambiada en las últimas horas por decisión del flamante interventor Luis Barrionuevo.

“Estamos más juntos que antes y más convencidos que este gobierno hace que cada argentino sea un poco menos feliz cada día”, declaró Gioja, quien señaló que la intervención fue apelada y el peronismo espera que las cámaras respectivas de cada provincia se pronuncien sobre la cuestión.

El Partido Justicialista de Catamarca expresó su preocupación y repudio por la decisión de la jueza María Servini de disponer la intervención del PJ nacional, que recayó en Luis Barrionuevo.

El dirigente gastronómico tampoco cuenta con el apoyo de sus coterráneos justicialistas, luego de haber sido repudiada su designación por muchos dirigentes peronistas. Barrionuevo en su carrera política, al margen de su labor como líder sindical, fue electo diputado y senador por su provincia natal.

Según versa un comunicado oficial, la decisión de la jueza de disponer la intervención “es atentatoria de la libre organización de los partidos políticos garantizada por la Constitución Nacional y tiene una gravedad institucional inusitada que esconde motivaciones que en nada se condicen con la democracia”.

En esta línea señala que, “el fallo carece de todo fundamento legal, erigiéndose en un manifiesto de arbitrariedad. Es la intromisión judicial la que apunta al vaciamiento del principal partido de oposición, dejándolo a expensas de los intereses electorales de la restauración conservadora en marcha”.

A su vez, desde el justicialismo catamarqueño denuncian “una arbitraria injerencia judicial en la vida interna de nuestro Partido, por esto Instamos a que se restablezcan las legítimas autoridades del Consejo Nacional ilegalmente desplazadas”.

Dejar una respuesta