Recientemente, la Legislatura provincial aprobó el proyecto de Reforma Electoral que envió el Gobernador Sergio Uñac. Por 24 votos a favor y contra 10 negativos, el proyecto oficial se transformó en ley durante la primera sesión ordinaria del periodo 2018.

¿Qué significa esto? Que en San Juan las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) para votar gobernador, vice, diputados nacionales, diputados provinciales, intendentes y concejales será en abril de 2019. Queda sólo un año y la campaña ya se percibe en el microclima político vernáculo.

Ante esta situación un posible actor de la interna nacional en la carrera presidencial representando al PJ estaría fuera de la misma y seguiría construyendo poder dentro de su provincia.

Uñac mostró, una vez más, su capacidad de anticipación. Sabe que si la economía argentina termina de despegar, el fenómeno de arrastre que podría provocar Mauricio Macri es impredecible y peligroso para sus aspiraciones.

El gobernador de San Juan tiene en mente buscar la reelección. Ya lo expresó en varios medios al decir que un sólo periodo como gobernador es poco y que necesita darle continuidad a sus políticas prioritarias.

Uñac sabe que Cambiemos en San Juan no tiene un candidato firme que pueda amenazar su proyecto reelectoralista. Eduardo Cáceres ha sido derrotado en cuanta elección se presentó. De hecho, tuvo que pedirle auxilio al Senador Roberto Basualdo en las elecciones legislativas de 2017. De no haberlo conseguido, ni siquiera lograba salir segundo y renovar su banca nacional. El trabajo político de Cáceres ha sido lamentable y pobre, al punto de conseguir que la sede de Cambiemos permanezca casi siempre cerrada y, cuando la abren, apenas si acuden algunos que aspiran a la limitada tarea de hacer número.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here