El dólar subió este viernes 20 centavos a $ 25,11 en bancos y casas de cambio de la city porteña, con lo que terminó la semana con un avance de $ 1,3 (5,5%), en medio de una fuerte tensión cambiaría.

El billete había tocado su máximo histórico el lunes en los $ 25,51 al dispararse un 7,3%, pese a que la autoridad monetaria ofreció u$s 5.000 millones para intentar calmar al mercado en medio de la expectativa por la megalicitación de Lebac, que se produjo al día siguiente y cuyo resultado terminó en una renovación del 100% por un monto total de u$s 617.000 millones.

El panorama fue distinto el martes: el billete se hundió 3,5% (89 centavos) en medio del desarme de posiciones y buenos ingresos desde el exterior, que se sumaron a la intervención del Banco Central en el mercado de futuros de Lebac y la oferta de u$s 5.000 millones en la plaza cambiaria. En simultáneo, el Ministerio de Finanzas licitó dos bonos: el BOTE 2023 con tasa a 16% y BOTE 2026 con tasa a 15,50% con el objetivo de absorber los pesos disponibles en la plaza, en el marco del cual colocó deuda por $ 73.249 millones.

El billete minorista acompañó durante toda la semana al Mercado Libre y Único de Cambio (MULC), donde la divisa avanzó once centavos a $ 24,43 pese a que el BCRA otra vez colocó una ORDEN de venta a $ 25 por u$s 5.000 millones, y terminó la semana con una alza acumulada de $ 1,17.

En esta última rueda, la moneda norteamericana operó con recorrido mixto que le hizo alternar subas y bajas y cambios de tendencia que sobre el final de recortaron gran parte de la ganancia inicial. Los precios se movieron de mayor a menor en un escenario que otra vez no contó con la presencia del Banco Central en el desarrollo de las operaciones.

Dejar una respuesta