Cuando asumí como Director de la Unión de Emprendedores de la República Argentina pude observar en pocos meses una realidad que me dejo perplejo: emprendedores, dirigentes sectoriales, empresarios, consultores, periodistas, políticos, etc. todos abocados a sacarle un rédito personal al gobierno de turno.

Escuche durante meses a economistas hablar del “equilibrio fiscal” para posicionarse en los medios, a emprendedores tratando de sacarle “jugo a la ley de emprendedores”, políticos hablando de producir cuando nunca en su vida siquiera tuvieron un comercio y sancionando leyes que solo impedían que sigamos adelante generando riquezas, a empresarios en los ministerios para lograr un prebenda que salve a sus empresas, a sindicalistas apretando empresas para hacerse ricos, a empleados defendiendo “beneficios” que a la corta los iba a dejar sin empleo. El mundo al revés. Así no hay Argentina que aguante.

Un día la vaca lechera, se enfermó y hoy está en riesgo de muerte… una vez más.

Este maravilloso país, y muchos de nosotros, no nos merecemos este camino al abismo. No se construye destruyendo, con impuestos, al que trabaja para mantener al que no hace nada. La AFIP no puede ser el socio que se lleva el 56% de lo que producimos para mantener a un estado bobo y parasitario que no puede devolverle a su pueblo trabajo, salud, educación o justicia.

Los argentinos no podemos mantener 20 y pico ministerios, para no producir nada. Necesitamos un esfuerzo de parte del estado, antes que todo estalle, y debamos volver a surgir de las cenizas.

Necesitamos hacer los esfuerzos juntos: políticos y productores. Ayúdennos con un paraguas que nos dé un poco de aire. Seguro ese aire se convertirá en maravillosos frutos. Necesitamos pagar un 11% de IVA, un 20% de Impuestos a las Ganancias y que estos sean los únicos impuestos que pagamos los emprendedores, comerciantes y empresarios PYMES que somos los que empleamos al 70% de los trabajadores argentinos.

No le pedimos que sea eterno, hágalo solo por dos años. Denos la oportunidad de ponerle el hombro al país. Nosotros somos los que vamos a ayudar, al país para que salga de esta ruta hacia una catástrofe.

Piénselo Sr. Presidente, puede gastar estos 30.000 millones que le va a pedir al FMI en burócratas, o puede ponerlos a producir. El destino de 42 millones de argentinos está en sus manos.

————————————————————————————————————————————————————

Rodolfo Llanos – Director Ejecutivo – Unión de Emprendedores de la República Argentina.

Dejar una respuesta