Los líderes de las seis entidades más representativas del sector privado argentino reclamaron un giro en el perfil económico que eligió el Gobierno. Pidieron fortalecer herramientas productivas para afrontar otra eventual crisis cambiaria.

Los líderes del Grupo de los Seis evitaron críticas a Mauricio Macri y abogaron por un acompañamiento a la gestión presidencial, pero dejaron entrever críticas al equipo económico.

Sin rastros de ganadores y perdedores, los empresarios llamaron a anteponer el desarrollo de la actividad productiva por encima de los negocios financieros. Esquivaron la sigla FMI, sin críticas pero alejados de un respaldo abierto al pedido de crédito.

Con una fuerte carga de estrategia política, los jefes empresarios se dispusieron a auxiliar al Gobierno, pero a la vez elevaron la alerta ante la crisis que atraviesan sectores y advirtieron que el malestar se extendió de manera “peligrosa” y “sorprendente”.

“Los representantes del G6 reafirmaron su compromiso para fortalecer un proceso de crecimiento y desarrollo. Asimismo, destacaron que el país cuenta con una gran oportunidad para dinamizar el conjunto de inversiones que garanticen la generación de empleo de calidad y el incremento de exportaciones”, destacó un comunicado de prensa.

El cónclave se realizó en la mañana de ayer en la sede de la UIA, y fue organizado por el presidente industrial, Miguel Acevedo. Hasta allí llegaron los jefes de Construcción, Gustavo Weiss; de la Bolsa de Comercio, Adelmo Gabbi; de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pellegrina; Jorge Brito (h) por los bancos nacionales de Adeba; y Eduardo Eurnekián por Cámara Argentina de Comercio. La presencia del poderoso empresario de los aeropuertos le dio un fuerte contenido simbólico a la reunión.

Por su parte Rodolfo Llanos de la Unión de Emprendedores de la República Argentina manifestó “A los que producimos nos persiguen con impuestos, que no podemos pagar. Nos acorralan con tarifas en los servicios, que no podemos pagar. Abren el mercado de manera indiscriminada al ingreso de productos extranjeros y sin ningún arancel para el ingreso de esos productos importados ¿Quieren dejar tierra arrasada con este modelo económico en la República Argentina?”

“¿Hasta cuando el gobierno y la oposición van a seguir ciegos, sordos y mudos a lo que le pasa al aparato productivo del país?” finalizó LLanos

Se notó el concepto formado de la UIA porque, en línea con lo expresado por los industriales dos días antes, el G6 destacó que “el equipo económico cuenta con todos los instrumentos y activos aptos para brindar previsibilidad cambiaria y financiera de largo plazo”. En otras palabras, que no es necesaria la participación del FMI.

No obstante, tres de los participantes de la cumbre empresaria confiaron que no se “oponen” al crédito “siempre y cuando sirva para sortear el problema, desarrollar la producción nacional y no sostener la bicicleta financiera”. Sucede que la crisis comenzó a hacer mella en los distintos sectores por igual. Por caso, Brito dijo que la tasa de interés alta también complica a los bancos.

Dejar una respuesta