Ayer, algunos bancos privados comenzaron a informar a sus clientes cuáles serán las tasas de descubierto y las tasas para quienes excedan ese acuerdo.

El periodista Alejandro Bercovich, de BAE Negocios ( entre otros), manifestaba en twitter con absoluta razón y citamos “Estas tasas de interés de tres dígitos me dieron unas ganas locas de poner un negocio. ¿Qué puede salir mal?”

¿Qué puede salir mal cuando para descontar un cheque, en el mercado informal, pagas un 9% de interés mensual?

¿Qué puede salir mal cuando la AFIP te embarga las cuentas y para regularizar la situación te da una moratoria de 9 meses? Sr. Afip, si hubiéramos podido pagar en 9 meses, no hubiéramos entrado en mora.

¿Qué puede salir mal cuando por IIBB te inician juicio para cobrar ese impuesto? No solo estas obligado a pagar la deuda, sino también los honorarios de abogados e interés.

¿Qué puede salir mal cuando para contratar un empleado tenés que pagar un 58% de cargas sociales/laborales?

¿Qué puede salir mal cuando un producto subsidiado en su país de origen ingresa al mercado argentino a menos costo que el que cuesta producirlo? Los gringos lo llaman dumping… nosotros apertura del mercado.

¿Qué puede salir mal cuando LA BOTA del estado (con el IVA, Ganancias, Municipales, Sircreb, etc.) te aplasta hasta dejarte sin vida?

¿Qué puede salir mal cuando los alquileres aumentan un 25% cada seis meses?

¿Qué puede salir mal cuando la secretaria de emprendedores invierte miles de millones en formar nuevos emprendedores y deja solo en el medio de la tormenta a todos los que no forman parte de su networking?

¿Qué puede salir mal cuando se promueve vender mercaderías en negro por mercadolibre.com, (gracias al bypass de u$s3000 anuales por persona que habilita la Aduana), por sobre abrir un comercio, pagar impuestos y generar empleo?

¿Qué puede salir mal cuando un comerciante debe pagar un 115% de interés por el descubierto o un 171% si se excede de dicho acuerdo?

Nada puede salir mal. El Presidente decreto que este es un país de emprendedores y los emprendedores tenemos que bancarnos lo que venga. Sin que nadie nos escuche y sin que ni un solo funcionario quiera entrar en razón.

Tierra arrasada. Picadora de carne de miles de cuentapropistas que estamos luchando por sacar a nuestras familias adelante, sin un subsidio, sin una moratoria y hasta con el gobierno en contra.

¿Qué puede salir mal cuando el gobierno elije pagar miles de millones en subsidios y no está dispuesto a tomar medidas para crear trabajo genuino?

No estamos para nada en contra de ayudar a los millones de argentinos que viven en la miseria… pero seguiremos gritando, déjennos crear empleo, digno, privado y con estabilidad. Ese es el camino de salida, no solo para nosotros, sino para 42 millones de argentinos.

Rodolfo Llanos – Unión de Emprendedores de la República Argentina

Dejar una respuesta