El ministro de Energía, Javier Iguacel, defendió la política energética del Gobierno, al tiempo que criticó el manejo del kirchnerismo en esta materia. Y adelantó los aumentos que se vienen: “Vamos a hacer una revisión en septiembre y octubre”.

El flamante ministro de Energía señaló que el Gobierno volverá a actualizar el valor de las boletas de luz y del gas: “Debemos seguir con una corrección”, planteó.

Luego explicó que “la luz y el Gas tienen tres componentes en la factura. Uno que es la energía en si misma, producir, el otro es el transporte y el otro la distribución. Del transporte y la distribución, las tarifas ya están corregidas. Ya no hay más aumento salvo la corrección por inflación. Que es la mitad de la boleta”.

En la misma línea, aseguró que la otra mitad de la boleta está compuesta “por el costo de generación”, y ahí “todavía tenemos un costo muy grande porque seguimos importando”

“La diferencia entre lo que nos cuesta y pagamos es de 2 a 1. Nos cuesta el doble de lo que estamos pagando. Ahí debemos seguir con una corrección”, indicó.

El Gobierno se prepara para ajustar las tarifas en septiembre y octubre

“Lo que heredamos en materia energética fue una catástrofe. Si hubiéramos desarrollado el potencial de Argentina en 2006 o 2007, hoy estaríamos a valores de la energía a la mitad que nos cuesta producirla. Casi no tendríamos más aumentos”, explicó en diálogo
con Luis Majul, en su programa La Cornisa. También defendió al Gobierno: “Si no hubiéramos tenido correcciones tarifarias hoy tendríamos un déficit imposible de manejar”.

“Lo que heredamos en materia energética fue una catástrofe”, aseguró el ministro de Energía, Javier Iguacel.

Qué se viene. Con pocas precisiones, el ministro dijo que aún quedan algunos aumentos que vendrían en septiembre y octubre. Dijo que como todavía hay componentes importados en la energía en la producción, el aumento del dólar podría repercutir en los precios. El transporte y la distribución aumentarán conforme a la inflacion.

Reglas del juego

“El Presidente nos dijo que hay que mantener las reglas de juego y estar integrados al mundo. Generar competencia y que haya una economía sana. Pero también nos pidió que nos aseguremos que la gente y las pymes puedan afrontarlas”, indicó el funcionario.
“La intención es que entre ellos compitan para bajar el precio de la energía a dos, tres o cinco años y tengamos tarifas competitivas”, destacó.

Por otro lado, Iguacel indicó que “hay muchas empresas distribuidoras que están dispuestas a hacer una corrección más baja que la inflación”.

Por último, habló del aumento del 5% de las naftas y dijo que hay “libre mercado”. En ese mismos sentido, aseguró que”hubo un intento de hacer un acuerdo” pero “fue muy difícil porque el barril de petróleo aumentó del año pasado a este y seguimos importando”.

vía cronista.com

Dejar una respuesta