Casi al término de la primera ronda de reuniones entre representantes del Poder Ejecutivo nacional y los ministros de Hacienda provinciales para acordar un ajuste que ayude a reducir el défi cit fiscal al 1,3% en 2019, el presidente Mauricio Macri pidió ayer a la dirigencia política tratar con “responsabilidad” el Presupuesto para el año próximo y defendió el acuerdo que su gobierno fi rmó con el FMI para acceder a un crédito de 50 mil millones de dólares al sostener que el organismo multilateral no está “pidiendo nada raro”.

Las declaraciones del mandatario surgieron en medio de las negociaciones que los ministros Nicolás Dujovne, de Hacienda; y Rogelio Frigerio, del Interior, vienen llevando adelante desde la semana pasada con los funcionarios provinciales para establecer por dónde pasará el 33% del recorte que deberán afrontar las provincias del total de los 300.000 millones de pesos que estimaron desde la administración de la alianza Cambiemos. “Espero que en la discusión del nuevo presupuesto asome la responsabilidad y la generosidad de toda la dirigencia para que piense lo que le conviene al conjunto de los argentinos”, manifestó el mandatario a través de la radio San Pedro. “Todos los días hay discusiones con alguien que tiene un privilegio en el presupuesto público”, añadió. Y concluyó: “Nadie quiere ceder nada, pero estamos dando el debate que corresponde”.

En los encuentros que hasta el momento Dujovne y Frigerio mantuvieron con los ministros de Hacienda provinciales los desacuerdos pasaron por si el ajuste debe distribuirse sólo en base a los coeficientes de coparticipación; en qué áreas debe hacerse la poda; y, en otros casos, como es el de la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, hay cierta resistencia a hacerse cargo de la totalidad de los subsidios al transporte.

También están quienes directamente rechazan recorte alguno, como ya lo adelantaron los gobiernos de Santa Fe y La Pampa. Sin embargo, las primeras reuniones sólo tuvieron como propósito que las administraciones de los diferentes distritos estén al tanto de la situación fiscal, la necesidad de reducir el déficit al 1,3%, la ratificación de cuáles serán los porcentajes del reparto del ajuste (66% a cargo de la Nación y el 33% restante a manos de las provincias) y poner sobre la mesa un listado que incluye recortes que van desde el Fonavi, Fonadi, Fondo Sojero y Fondo de Vialidad hasta las jubilaciones de las 13 jurisdicciones que no transfirieron sus cajas previsionales y no armonizaron el sistema con el de la Nación.

Ayer, pasó por la Casa Rosada el ministro de Hacienda de Formosa, Jorge Ibáñez, y hoy será el turno de sus pares de La Rioja, Catamarca y San Luis. La semana próxima continuarán las reuniones pero esta vez a la espera de propuestas concretas por parte de las provincias, en caso de no aceptar lo propuesto por el Ejecutivo nacional.

A raíz de los cuestionamientos por haber recurrido al FMI, Macri aseguró que el acuerdo firmado tiene “cero peligro” y destacó: “No nos están pidiendo nada raro, sólo no gastar más de los que tenemos; Argentina hoy tiene el apoyo del mundo entero y estamos en el camino correcto”

via. Baenegocios.com

Dejar una respuesta