El jefe de Gabinete, Marcos Peña, estimó que “los próximos meses van a ser un poco más recesivos”, y admitió que el Gobierno cometió el “error de subestimar las complejidades” de la economía.

“Los próximos meses van a ser un poco más recesivos. Ya veníamos (afectados) a partir de abril por el impacto de la sequía, que afectó las exportaciones y generó una pérdida de 8 mil millones de dólares, por la suba del petróleo y por las tasas de Estados Unidos. Esas son todas variables de afuera”, puntualizó.

El funcionario dijo metafóricamente a un canal de TV que los meses que vienen serán “un poco más tormentosos y fríos con respecto al crecimiento”, y admitió errores del Gobierno.

“Está claro que la mayor dificultad es la administración de la expectativa. Uno de los errores que más miramos es haber generado la percepción de que el camino iba a ser más fácil y subestimar las complejidades”, enfatizó.

Por otra parte, Peña insistió con que el Gobierno recurrió al FMI “como una herramienta para ayudarnos en situaciones que hemos generado nosotros y tenemos que resolver nosotros”.

Además, destacó el apoyo de la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, al Gobierno: “ella nos respalda fuertemente”, subrayó

vía Baenegocios.com

Dejar una respuesta