Por Primo Vazquez. Le’s Blues se quedaron con la Copa tras vencer a Croacia en la final por 4 a 2, con goles de Mandzukic en contra, Griezmann de penal, Pogba y Mbappé.

Merecido campeón dejó este mundial de Rusia, un equipo bien trabajado por Deschamps, que tuvo varios puntos altos individuales y muchos recursos de mitad de cancha hacia adelante. Un gran arquero como Lloris, una dupla central firme de gran cabezazo en ambas áreas, laterales criteriosos y muy eficientes para pasar al ataque y sorprender ( Pavaard y Hernández ), un volante central como Kanté de mucha recuperación y ubicación, el criterio, buen pase y traslado de balón de Pogba.

La voluntad de Matuidi, corriendo toda la cancha más que jugando, Griezmann suelto detrás de los volantes rivales, fino para jugar, asistir y fundamental para cada ejecución de pelota parada, delante de él Mbappé, movedizo, imparable con espacios para correr, definidor y hombre esencial para contragolpear, y por último Girou, que trabajó en post de todos, aguantando y creando espacios, un 9 clásico que no marcó goles en un seleccionado campeón mundial, dato llamativo.

Los números del campeón, 6 victorias y un empate ( Dinamarca ), 14 goles a favor y 6 en contra, sus goleadores fueron Griezmann y Mbappé con cuatro anotaciones, y éste último, elegido como jugador joven del Mundial.

Por otro lado, Didier Deshamps logró con este título, consagrarse campeón del mundo como jugador ( 1998 ) y como DT, logro que comparte junto a Zagallo y Bekembauer.

FOURNIR FRANCIA, MUY BUEN CAMPEÓN