La actividad económica se hundió 5,8% interanual en mayo, una caída superior a la estimada por las consultoras privadas y la mayor registrada desde el 2009, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

De acuerdo al organismo, en los primeros cinco meses el producto avanzó 0,6%, aunque muestra un retroceso del 3% en relación a diciembre y del 4,1% respecto al pico de marzo.

De esta manera, el Estimador Mensual de Actividad Económica ( EMAE) elaborado por el ente estadístico regresó a los niveles del verano de 2016, cuando comenzó la gestión de Mauricio Macri. Es decir que en el lapso abril- mayo se perdió todo el crecimiento acumulado a lo largo de los quince meses previos. Caída que si se anualiza, alcanza un 18,2%, calculó la consultora ACM.

Los datos reflejan la magnitud de la sequía que afectó al sector agropecuario, el cual se derrumbó 35,2% en relación a mayo del año pasado, un descenso que incluso se ubicó por arriba del -30,3% que ya había mostrado en abril y explicando casi la totalidad de la contracción del EMAE. Por otro lado, la devaluación y la suba de tasas para contener la corrida cambiaria comenzó a impactar en el resto de los sectores como la industria, que interrumpió un año de subas y ahora cayó 1,4% interanual.

En tanto, otros rubros se desaceleraron con fuerza, ya que excluyendo al agro la suba de mayo hubiera sido del 0,6%, bien por debajo del 3,5% del primer cuatrimestre, estimó un informe de Ecolatina. Desde enero, el EMAE limpio del efecto sequía se expandió 2,9%. En el caso del comercio subió apenas 0,6%, y la construcción se incrementó 4,4%, la menor tasa desde febrero de 2017, rubro afectado por el freno al crédito hipotecario y el recorte en la obra pública.

Lo cierto es que de los 15 sectores que componen el indicador, sólo 9 mostraron signo positivo, cuando en abril habían sido 12. Las ramas que más aportaron al crecimiento de la economía fueron las Actividades Inmobiliarias con un alza del 4% y la Intermediación Financiera que se ubicó 10,8% arriba frente a mayo del año pasado, la única que se aceleró (el mes anterior había avanzado un 8%).

Por su parte, Transporte y Almacenamiento profundizó su caída a 5% interanual contra una baja del 1% que mostró en abril.

Los economistas esperan que la actividad continúe en retroceso en junio y durante el tercer trimestre, por lo que la proyección menos optimista del Fondo Monetario Internacional ( FMI) del 0,4% para todo el 2018, ya está siendo descartada por las consultoras, que prevén un estancamiento o una baja de hasta el 0,8% en el año.

En ese sentido, el secretario de Política Económica, Guido Sandleris, aseguró ayer en un encuentro con periodistas que el Gobierno ya trabaja con un escenario de crecimiento de entre 0,4% y 0,6%, situación que adjudicó a una “tormenta perfecta” provocada por la sequía y el cambio en las condiciones financieras internacionales.

La cifra contrasta con el 3,5% que se había pautado al momento de presentar el Presupuesto de este año.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here