El macrismo busca una noticia de impacto para hacer olvidar la penuria económica y cumplir la promesa de campaña de su jefe “que todos los corruptos iban a ir presos”

Luego de que se frustrase la sesión del miércoles pasado para tratar los allanamientos a la ex presidenta Cristina de Kirchner, el macrismo activó por las redes una convocatoria a una marcha al Congreso para este martes con el objetivo de reclamar el desafuero de la ex mandataria y la sanción de la Ley de Extinción de Dominio.

La convocatoria para este martes a las 19 fue impulsada por funcionarios, legisladores y segundas líneas del Gobierno, bajo la consigna #21ATodosAlCongreso, con el objetivo de sumar presión a la bancada peronista de la Cámara alta para que aporte quorum el próximo miércoles, cuando el oficialismo intente por tercera vez autorizar el requrimiento del juez federal Claudio Bonadio para allanar los tres domicilios de la ex jefa de Estado.

Desde la bancada encabezada por el rionegrino Miguel Ángel Pichetto aseguran que el número para sesionar el próximo miércoles está garantizado y recuerdan que la última convocatoria naufragó porque dos senadores de Cambiemos se ausentaron (Esteban Bullrich y Miriam Boyadjian).

El conjunto de personas que difunde la convocatoria con el hashtag #21A reclama que el Senado apruebe no sólo los allanamientos sino también el desafuero de la ex presidenta y publicó fotos tanto de ella como de Pichetto.

Uno de los principales promotores de la movilización es el coordinador de Análisis y Control de Gestión del Sistema Federal de Medios Públicos, Ricardo Benedetti. “Me cuentan que el martes 21 de Agosto a las 19hs en el Congreso se reúnen los argentinos de bien a reclamar por la Ley de Extinción de Dominio desafuero y allanamiento a Cristina Kirchner. Estoy de acuerdo, todos sentimos indignación por lo hecho en el Senado. Nos vemos allí”, escribió el funcionario que reporta a Hernán Lombardi.

La protesta incluye el reclamo de la sanción de la Ley de Extinción de Dominio, una figura que habilitará al Estado a recuperar bienes obtenidos por el delito, cuyo proyecto iba a ser tratado en la misma sesión del Senado en la que se iba a debatir la autorización para los allanamientos.

La sesión se cayó porque se habían sentado en sus bancas sólo 36 senadores, uno menos de los que se necesitaba para poder dar luz verde al tratamiento.

vía ambito.com

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here