La inflación no le da respiro al gobierno ni a los argentinos. El INDEC dio a conocer hoy datos oficiales de que la inflación de julio fue del 3,1% y el acumulado de los primeros siete meses del año llegó a 19,6%; este estuvo impulsado por alimentos y bebidas, transporte, recreación y cultura.

“La inflación de julio se vio afectada también por el rubro alimentos y bebidas, que continúa con un fuerte proceso de ajuste ante la devaluación del tipo de cambio y el impacto en los costos como el incremento en combustibles, energía“, analizó la consultora EcoGo. “Para cumplir con las metas del FMI la inflación en 2018 no debería superar el 30%. Si bien no es algo imposible, la actual coyuntura al menos indica que será muy difícil poder cumplir con el objetivo”, añadió.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC), el mes pasado, había sido del 3,7%, detectando como la más alta de los últimos dos años. Por su parte, la inflación nucleo se ubicó en 3,2% (se trata de aumentos no regulados ni estacionales).

Los analistas prevén que si se mantienen estos niveles de inflación en lo que queda del año, la posibilidad de cumplir con las metas acordadas con el Fondo Monetario Internacional (FMI) es cada vez más lejana. Esto significa una INFLACIÓN superior al 32% anual.

Entre los rubros que más crecieron se destacan, transporte con 5,2% (desde diciembre de 2017 lleva acumulado un 28,4%); alimentos y bebidas con un 4% a nivel nacional (con picos del 4,3% en el Noreste y Cuyo) y el acumulado del año es de 22%; recreación y cultura con 5,1%; equipamiento y mantenimiento del hogar con 4,2%.

A la hora de la diferenciación por zonas, la inflación de julio en el Gran Buenos Aires fue del 2,8%; en la zona pampeana, 3,3%; en el Noreste y en el Noroeste, 3,4%; en Cuyo, 3,6%; y en la Patagonia, 3,2%.

Previo a que diera luz dicho informe el ministro de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne, había admitido que la inflación es una “asignatura pendiente”, aunque había prometido que el año próximo los ajustes en tarifas iban a ser “muchísimo menores”.

Durante junio, con un aumento de precios del 3,7%, se registró la medición más alta del año, donde se vio reflejada con mayor fuerza la transferencia a precios de las turbulencias cambiarias que vienen ocurriendo desde abril. Con el dato de junio, la inflación acumulada en 12 meses fue de 29,5%, y en los seis meses del año 16%.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here