Los vaivenes económicos en los últimos días, que llevaron el dólar a rozar los $42, y la intención de reducir el déficit, en medio de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional, impulsaron al presidente Mauricio Macri a repensar la estructura de su Gobierno y el rumbo de la economía.

El escenario es el siguiente:

Hacienda, con Nicolás Dujovne confirmado, absorberá Energía, cuyo titular hoy es Javier Iguacel.

Producción, a cargo de Dante Sica, integrará una cartera con Trabajo y Agroindustria. Jorge Triaca se mantendría al frente del área laboral. Luis Miguel Etchevehere, en cambio, daría un paso al costado ante el recorte de poder. También podría sumarse el área de Turismo.

Desarrollo Social y Salud. El domingo a la noche se barajaba la posibilidad de una fusión, aunque no estaba confirmada. Se da por hecho que el área de Carolina Stanley incorporará el sector de Seguridad Social (ANSeS). Saludhoy está bajo el mando de Adolfo Rubinstein.

Transporte, con Guillermo Dietrich, seguiría como uno de los ministerios fijos.

Interior, comandado por Rogelio Frigerio, quedará fortalecido ante tantos cambios.

Educación, conducido por Alejandro Finocchiaro, sumará las áreas de Cultura y Ciencia y Tecnología. Se especula con que Pablo Avelluto continuará en Cultura. Lino Barañao dejaría su cargo en Ciencia.

Seguridad por ahora continuará como un ministerio independiente, con Patricia Bullrich.​

​Justicia también seguiría igual que ahora, con Germán Garavano a la cabeza.

Defensa continuaría como ministerio independiente, con Oscar Aguad.

— La Jefatura de Gabinete no absorbería Medio Ambiente, Modernización y Medios que serian secretarias dependientes de Presidencia de la Nación. Si bien el cuestionado Marcos Peña continuará como jefe de Gabinete, las salidas del tándem Mario Quintana y Gustavo Lopetegui de esta cartera marcan cierto debilitamiento de él en la mesa chica. Allí ganaría peso Andrés Ibarra (hoy en Modernización) como vicejefe de Gabinete.

Dejar una respuesta