Pese a la petición de la ONU al Gobierno argentino, el líder mapuche Facundo Jones Huala, es extraditado este martes. Huala viajará hacia Mendoza en helicóptero y después volará a Santiago de Chile en avión. Será imputado por el incendio de un lugar habitado y la tenencia ilegal de un arma de fuego en 2013.

El gobierno desoyó el pedido de la ONU y realizo la extradición violando todos los derechos del ciudadano. Definitivamente en argentina se comenzó un camino de violación al estado de derecho de los imputados que llama mucho la atención en toda la región.

Naciones Unidas acababa de notificar a la abogada de Facundo Jones Huala y al Estado argentino su solicitud para que sea suspendido el proceso de extradición del lonko de Cushamen a Chile, tal como estableció la Corte Suprema. “En aquel momento presenté una denuncia firmada por Facundo de puño y letra ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU, por la violación del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, ratificado por Argentina y es parte del bloque constitucional de nuestro país y ahora nos informaron que fue admitida”, dijo Sonia Ivanoff en diálogo con La Izquierda Diario.

“Argentina no puede desconocer esto porque ratificó los pactos internacionales en que se basan estas decisiones, no pueden pasar por encima de la jurisprudencia internacional”, agregó.

“Acá planteamos la violación de los artículos 7, 14 y 27 de ese pacto, dos expertos internacionales han admitido la denuncia mientras analizan la acción urgente, y solicitan al estado parte, es decir a Argentina, que mientras eso sucede suspenda la extradición de Facundo Francisco Jones Huala. Si existieron violaciones como estamos denunciando no debe proceder la extradición. Entendemos que el hecho de que el Comité por los Derechos Humanos haya admitido la denuncia es porque ha encontrado elementos sólidos y suficientes para indicarle al Estado para que no sea extraditado por el momento el lonko”, agregó Ivanoff.