Un 35,87% de los inquilinos porteños tiene dificultad para afrontar el pago del alquiler y las expensas, por lo que muchos de ellos se ven obligados a rescindir el contrato.

Los datos surgen de un informe de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad elaborado sobre las últimas 250 consultas recibidas en ese organismo, que arrojaron un notable crecimiento en los últimos meses.

Mientras que en marzo de este año este tipo de consultas representaba el 21% del total, hoy esa cifra asciende al 35,87%: una de las expresiones de este panorama es la resolución anticipada de contratos.

El 19,65% de los inquilinos que se acercaron a la Defensoría están rescindiendo porque no se puede pagar, advirtió el organismo.

El coordinador del Programa de Atención a Inquilinos de la Defensoría Porteña, Fernando Muñoz, señaló que “muchos inquilinos se acercan con el contrato vigente y consultan como rescindirlo, incluso sin tener deudas acumuladas. Actualmente tienen más de la mitad de sus ingresos en el alquiler. “

Según el informe, el 11,11% de los inquilinos que se acercan con esta consulta problemática lo hace con la expectativa de que exista una legislación que los ampare.

El 3,41% se acercó con el contrato vencido o a punto de vencerse y un 1,7% de los casos tiene que ver con inquilinos que se han atrasado en el pago del alquiler.

Además, el relevamiento arrojó que el 23,07% del total de las consultas están vinculadas con el mal estado de los inmuebles alquilados: humedad y filtraciones, deficiencias en las instalaciones de luz y gas, entre otros.

Otro 11,11% se acercó porque no le devuelven el depósito al finalizar el contrato y el 6,83% porque tiene problemas con el intermediario. Los principales problemas son cobro indebido de comisión o pedidos de informes, publicidad engañosa y falta de devolución de una seña.

Existe, por último, una situación que no se modifica a lo largo del tiempo: la falta de entrega de facturas formales al momento de pagar el alquiler, alertó la Defensoría.

En ese sentido, puntualizó que de los últimos 250 inquilinos que se acercaron al Programa de Atención, solo el 11% manifestó que recibe una factura legal cada vez que paga el alquiler. El resto se divide entre los que reciben un recibo informal (73%) y los que no reciben nada (16%).

Tampoco se cumple la resolución que obliga a las inmobiliarias a recibir pagos electrónicos, ya que solo el 8% de los inquilinos tiene la posibilidad de pagar con esa modalidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here