Por Primo Vazquez. Con una derrota por 1 a 0, gol de Miranda al minuto 96 para la verde amarela, el seleccionado argentino se despidió de tierras árabes en esta doble fecha FIFA.

Pero la sensación más alla de los resultados obtenidos, es mas que satisfactoria, sobre todo por el rendimiento de los chicos que son parte de esta renovación que esta implementando el interino (?) Scaloni.

Ante un Brasil con su mejor plantilla disponible, el team albiceleste tuvo una buena actuación, en lo colectivo e individuo. Una dupla central que parece conocerse desde hace mucho como Pezzela-Otamendi, se mostraron seguros y confiables, pasando por Renzo Sarabia, el mejor ante Brasil, anuló nada menos que a Neymar y Tagliafico ya afianzado en su puesto.

En la mitad de la cancha, buenas actuaciones de Battaglia y sobre todo de Paredes, que se perfila como hombre importante dentro de los once.

De la mitad de cancha hacia adelante, quedaron en deuda dos de los que mas se espera, Dybala e Icardi, el primero todavía no ha podido destacarse en ningún partido de los que disputó, sin gol y falta de participación en el juego, mientras que el hombre de Ínter, tiene el arco cerrado y tampoco se auto-gestiona situaciones de gol, de lo mas flojo de nuestra selección. Por el contrario, Lautaro Martinez pudo anotar ante Iraq y se mostró muy activo en los minutos que jugó ante los de Tité, siempre enchufado con buenos movimientos y participativo.

Esta renovación le dio frescura al seleccionado, un equipo mas ágil, firme en él fondo y con muchas ganas sobretodo. Solo queda confirmar quien estará al mando de este nuevo grupo Scaloni junto a Aimar y Samuel, están haciendo un prolijo trabajo, y a esta altura el único DT que podría reemplazarlos es Tata Martino, actualmente en USA y analizando entre seguir allá o comenzar una segunda etapa en Argentina, habrá que esperar.

Por ahora es el equipo de Lionel…Scaloni

Dejar una respuesta